Política

“El fiscal ya pagó, argentinos NO al miedo, sólo Verdad y Justicia”

mario_mazzitelliSus investigaciones, conclusiones y denuncias podrán tener mayor o menor asidero. Ocurre que el fiscal tuvo enfrente mucho más poder del que podría respaldarlo y terminó pagando un alto precio. Puso en peligro la estabilidad del poder dominante en Argentina y terminó sufriendo todo tipo de acusaciones y descalificaciones por parte de ese poder. Lo acusaron: “Un fiscal local que reporta a Washington y al gobierno de Israel”; ¿Cómo, el fiscal designado por el gobierno nac&pop responde a potencias extranjeras? ¿Cuándo lo descubrieron? ¿Después que hiciera las denuncias?

El oficialismo fue en escalada. Primero intentó no darle importancia a la denuncia por ser: “disparatada, absurda, ilógica, irracional, ridícula y violatoria de artículos esenciales de la Constitución Nacional” según los dichos de Capitanich. Idem Fernández y otros. “Sólo se trataba de una vendetta por parte de los Servicios de Inteligencia desplazados y que no tenía más valor que el de una interna en el SI”. Que Nisman era el chirolita de Stiusso. Etc. Cuando descubrieron que no podrían bajarla de la consideración pública con sencillez, decidieron ensuciar la cancha, “ir con los tapones de punta” textual de Diana Conti. Hubo amenazas no muy veladas referidas a la hija. Se pusieron en fiscales del fiscal, pretendiendo ubicar al denunciante en el banquillo de los acusados. Le tiraron una parte del aparato mediático oficialista encima, descalificando la denuncia, aún antes de conocer las pruebas. Hoy nos  enteramos de su muerte.

Para quienes tenemos muchos kilómetros transitados en la política argentina sabemos que la violencia y la muerte fueron tomadas históricamente por algunos sectores como una forma de resolver un problema político. Por eso, sin abrir juicio sobre lo realmente sucedido, cuesta creer que fue un suicidio. A la tragedia de la AMIA del 18  de julio de 1994, hoy se le suma un capítulo con la muerte del fiscal. Su exposición en el Congreso quedará trunca y un pedazo de verdad se irá irremediablemente con su vida. Esto lo sabe el poder, por eso es difícil creer la versión que a primera hora del día hecho a correr el secretario de seguridad.

Que la verdad y la justicia se incorporen, como reclamo de todos, a este nuevo capítulo de la vieja tragedia.

Mario Mazzitelli

Los comentarios están cerrados.