Política

El fiscal Garganta no avanza con la causa que involucra a Angelici con una estafa en IOMA

blankLa causa judicial que lleva adelante Álvaro Garganta por los negociados que vincularon al Instituto Obra Médico Asistencial (IOMA) con la Cámara de Empresas de Internación Domiciliaria (CAMEID) resulta tan contundente en sus pruebas como escandalosa en el monto de la estafa, que treparía a los 656 millones de pesos. No obstante ello, la causa pareciera haberse paralizado por completo en el despacho del polémico fiscal.

La operatoria fue denunciada por Elisa Carrió, quien además aportó pruebas y documentación que hablarían de un fraude y el consiguiente desvío de fondos públicos a través de las internaciones domiciliarias. En aquel momento, el propio fiscal Garganta aseguró que “por sus alcances, Mar del Plata es el emblema de la gestión corrupta que utilizó IOMA”.

La investigación, que en un principio marchó sobre ruedas, logró sacar a la luz más de 80 casos de afiliados que figuraban como beneficiarios de la internación domiciliaria pero que, no obstante, jamás la habían recibido. Se creaban prestaciones falsas, se cobraban sobreprecios por los servicios y se comprobó la existencia de profesionales que atendían, al mismo tiempo, pacientes en Luján y en Mar del Plata.

Los rotundos cuerpos de la causa dieron por sentado, además, que la estafa continúa actualmente de la mano del presidente Pablo Di Liscia. La mención del actual titular del Instituto provocó que la causa se paralice inesperadamente. Tal y como explicó REALPOLITIK en un artículo anteriormente publicado, no son pocos los que vinculan el extraño “parate” al hecho de que Di Liscia sea un protegido del siempre polémico presidente de Boca, Daniel Angelici, el mismo que apenas semanas atrás fue acusado de manejar los hilos del Consejo de la Magistratura y ser beneficiado por un insólito fallo que eximió a sus bingos del pago del impuesto a las ganancias.

No es Angelici el único “peso pesado” que tiene protegidos involucrados en la estafa. Luis Ángel Pérez, del gremio UPCN que conduce Carlos Quintana, y Patricia Viviana Nisembaum del gremio SUTEBA que conduce Roberto Baradel, también se encuentran mencionados como partícipes necesarios en la misma.

Pareciera, no obstante, que la impunidad con la que se mueven los imputados no tiene límites. Actualmente, y a pesar de estar en la mira de la Justicia, aquellas empresas que forman parte de la CAMEID son las únicas que cobran por sus servicios, mientras que aquellas que están fuera no ven un solo ingreso de IOMA desde octubre de 2017.

A pesar de todo lo mencionado, la causa pareciera haber llegado a un punto muerto. Oculta bajo la suba del dólar, el mundial de fútbol y los problemas cotidianos de la sociedad, los culpables esperan, una vez más, que todo en la Argentina sea olvidado y, de una vez por todas, disfrutar del botín en paz.

Fuente: www.REALPOLITIK.com.ar

4 Comentarios

  1. Este gobierno dice que la justicia es independiente nos siguen boludeando así anda todo

  2. Que le meta. Para todos igual

  3. Y que espera el Sr. Juez?Es hora que haga realidad la JUSTICIA INDEPENDIENTE,

  4. Urgente, deberia avanzar en esta y en tantas otras….