Ciudad, Información General

El EMSUR advierte sobre los riesgos del mascotismo

El animal fue encontrado por vecinos que los resguardaron en muy mal estado sanitario, en Av Colón al 3800. La Ordenanza Municipal 16.031 protege de tenencia, exhibición, venta captura y cualquier otro tipo de manipulación de fauna silvestre autóctona en el Partido de General Pueyrredon.

El Cuerpo de Guardaparques del EMSUR recibió una denuncia por el hallazgo de un ejemplar de taguató en graves condiciones sanitarias, que revelan, según explican los especialistas, que «presentaba claros indicios de mascotismo; tenía lesiones que le impiden volar y alimentarse de manera adecuada». Estas acciones no sólo presentan un riesgo para la salud humana sino que tiene consecuencias ecosistémicas y jurídicas que derivan en multas a quienes infringen las normas.

El taguató es un ave rapaz de porte mediano, común en ambientes muy variados como bordes de bosques y caminos, zonas rurales, áreas suburbanas, sabanas con bosques en galerías y forestaciones implantadas. No así, de zonas urbanas, por lo que «la única manera de que haya aparecido ahí – en la vereda de Av Colón al 3800- es que alguien lo tuviera en su casa como mascota de forma ilegal», dijeron desde el Departamento de Recursos Naturales y Guardaparques, tras constatar el deplorable estado en que se encontraba el animal.

Es que este ejemplar adulto de Taguató común (Rupornis magnirostris) presentaba lesiones que le impiden volar y alimentarse de manera adecuada: alas cortadas y desgaste intencional en sus garras. El mismo fue trasladado a la Reserva Laguna de los Padres para ser recuperado.

Ante esta situación, desde Guardaparques alertan sobre los riesgos que conlleva el Mascotismo, además de constituir un hecho ilegal, tanto para la naturaleza como para la salud humana. En tal sentido, en el ámbito de General Pueyrredon, los Guardaparques son los agentes autorizados para infraccionar de oficio a aquellas personas que exhiban o vendan ejemplares de fauna silvestre.

CONSECUENCIAS DEL MASCOTISMO

Retirar a los animales silvestres de su medio es una acción ilegal denominada Mascotismo. Este accionar no sólo pone en riesgo de extinción a las especies involucradas, sino que en muchos casos acarrean innumerables consecuencias de diferente tipo. Entre ellas:

Consecuencias Ecológicas: La extracción de fauna silvestre del ambiente contribuye a una pérdida paulatina de la biodiversidad, ya que se interrumpen los ciclos biológicos reproductivos y tróficos de los animales, representando un daño ambiental irreparable.

Consecuencias Ambientales Sanitarias: El mascotismo representa un riesgo para la salud humana, tanto a nivel individual como a nivel público. El riesgo que representa para la salud pública no solo alcanza a las personas sino también pone en riesgo a nuestras mascotas domésticas como perros y gatos. Ejemplos de estas situaciones son las parasitosis, (pulgas, ácaros, parásitos internos); enfermedades virales y bacterianas (psitacosis, rabia entre otras), que en estado natural a sus verdaderos huéspedes no los afecta. Las aves rapaces, además, son importantes eslabones en el control biológico natural de las poblaciones de roedores tantos silvestres como urbanos que puedan ser vectores o reservorios de enfermedades como hantavirus, leptospirosis, entre otras.

Consecuencias Jurídicas: La extracción, tenencia y venta de ejemplares silvestres también trae consecuencias jurídicas. La Ley Provincial 22.421 establece la prohibición de estas acciones, mientras que la Ordenanza Municipal 16.031 protege de tenencia, exhibición, venta captura y cualquier otro tipo de manipulación de fauna silvestre autóctona en el Partido de General Pueyrredon. Estas leyes prohíben estas acciones y sanciona con multas a aquellos que transgredan la norma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*