Ciudad

El drama de la familia marplatense que le pide a la Justicia la restitución de su hija adoptiva

Mercedes Calcagno y Juan Carlos Méndez son una pareja marplatense que adoptaron en Catamarca, en 2015, dentro del marco de la ley, a una beba con apenas cinco días de vida porque sus padres reconocieron no estar en condiciones de poder criarla.

Cumplimentados todos los procesos legales en Catamarca y con la autorización de la madre biológica, Calcagno, Méndez y la pequeña se fueron a vivir a Mar del Plata. Todo marchaba bien hasta que en octubre la jueza de Familia de esa ciudad, Adriana Rotonda, dispuso “una medida de abrigo”, tal como figura en el expediente. “De forma intempestiva retiró a la nena de sus padres adoptivos, la institucionalizó en un establecimiento del barrio Las Heras y les prohibió el acercamiento. Hace cuatro meses que está en ese lugar”, señaló Julio Razona, abogado de la pareja.

El letrado de la familia contó que el trámite de adopción se realizó con “expresa conformidad de la madre biológica de la niña, que se expresó ante la jueza de Catamarca”. Pero explicó que “ante la implementación del nuevo Código Civil” y por ciertas “formalidades” que se aplican en la Provincia de Buenos Aires, la jueza decidió quitarle la guarda a la pareja.

El problema se habría originado con la entrada en vigencia del nuevo Código Civil, en agosto de 2015, que, entre otras cosas, exige que los padres adoptivos residan en el mismo territorio donde fue adoptada la menor.

A pesar del duro trance que significa atravesar por esa situación, durante los primeros días de tomada la medida, los padres adoptivos podían comunicarse telefónicamente con los cuidadores de la menor, hasta que se enteró la jueza. Rotonda les prohibió tomar contacto con las personas a cargo del cuidado de la nena en el Hogar Benaia, donde se encuentra. “La actitud de la doctora Rotonda es de una crueldad inexplicable”, expresó Razona.

Por estas horas, una fuerte campaña en las redes sociales pide por la “liberación” de “AHL”, tal como se decidió llamar a la beba en esta cruzada. Desde cuentas en Facebook, Twitter y hasta una petición en la red Change.org, que ya cuenta con más de 1.500 firmas, solicitan que la Justicia se pronuncie y que la menor sea restituida a sus padres adoptivos. También se sumaron deportistas y famosos como la actriz Inés Estevez, que a través de su cuenta de Twiter posteó un video pidiendo que la gente apoye esta causa.

En el video, la actriz pide ayuda y señala que “ahora un juez de Tucumán debe expedirse sobre el tema” y remarca que “esto no puede seguir así, necesita que alguien la defienda y la ley de adopción no la defiende. La ley tiene muchas falencias”. Entre otras cosas, Estevez subraya que ella también es una madre adoptiva, que tiene dos hijas, y que, si bien “tuve suerte, sé de lo que hablo”.

El tema ya escaló un par de peldaños legales y el caso llegó hasta la Oficina de Control Judicial de la Suprema Corte de la Provincia, donde denunciaron a la magistrada y pidieron que se la aparte de todos los expedientes. ya que consideran que la medida dictada por la jueza “tuvo fundamentos erróneos, desconoció los derechos básicos de la niña al ordenar su incomunicación”, dice el escrito.

Mientras la Justicia bonaerense se toma su tiempo para decidir el destino de la menor, los padres suman preocupaciones. La pareja asegura que le nena sufrió distintas enfermedades por las que debió ser atendida en el Hospital Materno Infantil de Mar del Plata. Además, denuncian que dos bebés del mismo hogar donde está la menor tuvieron que ser internados por presentar un cuadro de meningitis.

De no destrabarse la situación judicial, la pareja aseguró que recurrirá a la Justicia federal y, de ser necesario, a los tribunales internacionales.

Clarín

Un comentario

  1. Apoyo totalmente a esa familia. Tenemos jueces que dan veguenza. Gracias Dr. Juilo Razona por enfrentar a la corrupción judicial y luchar por los derechos de esa beba