Deportes, Rugby

El Club Biguá prohibió el alcohol en los terceros tiempos y dará charlas para prevenir la violencia

A raíz de los aberrantes hechos ocurridos en Gesell, el Club Biguá tomó la postura de prohibir el alcohol en los terceros tiempos y comenzar charlas sobre concientización

El club Biguá tomó una decisión positiva a raíz del aberrante crimen de Fernando Báez Sosa en Villa Gesell,  a manos de un grupo de rugbiers a la salida del boliche Le Brique de la costa bonaerense. La entidad  presidida por Sebastián Garro, que alberga alrededor de 400 jóvenes, decidió emitir un comunicado aportando detalles sobre las medidas que se comenzarán a contemplar en el corto plazo.

Los marplatenses trabajarán no sólo con jugadores de rugby sino  con deportistas de otras áreas pero se establecieron pautas directamente vinculadas  a quienes practican el  deporte que hoy está en la mira de la sociedad.

Biguá tendrá prohibió el alcohol en el tercer tiempo y brindará charlas obligatorias a sus jugadores para prevenir la violencia, entre otras “medidas ejemplificadoras” tomadas luego del crimen de Fernando Báez Sosa , atacado por un grupo de rugbiers en la localidad de Villa Gesell.

En un comunicado, la institución informó que si bien sostienen que “no hay que culpar cien por ciento al deporte” por las acciones violentas que ejercen algunos que practican rugby, resolvieron poner en practica “cuatro medidas ejemplificadoras” para evitar la violencia.

En este sentido, señalaron como obligatorio el cumplimiento de las siguientes normas:

1- Eliminar por completo la ingesta de alcohol en los terceros tiempos de todos los partidos del campeonato competitivo de todas las divisiones del club a partir del primer partido oficial del 2020, para jugadores, cocineros, entrenadores y dirigentes.

2- Desterrar del club cualquier tipo de práctica de iniciación o bautismo que contenga acciones violentas y/o invasivas, dentro y fuera del club. Esto incluye viajes y giras.

3- Armar ciclos de charla-debate para el club en general y para los jugadores/as en particular de diversos temas vinculados a la violencia (violencia de género, noviazgos violentos, comportamiento en grupo, adicciones, etc.) Estas charlas serán de carácter obligatorio para cada jugador que quiera representar al club.

4- Se implementará y se dará a conocer a cada jugador el reglamento interno del club y actuará el tribunal de disciplina en cada acción incorrecta que se dé dentro y fuera de la cancha.

“Recogiendo el guante de lo ocurrido y sintiendo el terrible dolor de la familia de Fernando como propio, sin culpar al rugby 100%, pero sí haciendo mea culpa de la parte que nos toca, nos gustaría seguir fomentando los valores y buenas costumbres que tiene este deporte”, concluyeron en el comunicado.

Los comentarios están cerrados.