Política

El Cholito por exceso de entrenamiento se muestra extraviado

Entró en la confusión que produce la alta competencia atlética, de la cual hace gala. Luego de hacer campaña electoral, con el uso de la imagen de su padre, Ariel Ciano halló campo propicio en el regreso de los muertos vivos. No sabe si es aliado de Massa, abrazarse con el diputado Facundo Moyano, besarse con Barrionuevo, festejar a Cristina, chuparle las medias a Scioli o votar alguna condecoración a Boudou, varios etcéteras (por si acaso hicieren falta) o saludar a Gustavo y Lucila, por separado, por haberlo mantenido.

blank

 Desbocado por los espacios que le ofrece su patrón, Florencio Aldrey Iglesias, los cuales deben retribuir guardando la línea que le bajan, no tiene ni recato ni decoro. Participó de un gobierno que no sólo aumentó las tasas y derechos, sino que además, como si fueran insuficientes, creó sobretasas, en Salud, el GIRSU (Gestión interurbana de residuos sólidos urbanos) y el Fondo de Promoción Turística, que el gobierno al cual pertenecía se lo fumó, sin rendir cuentas, no resulta un dato menor, si ahora vocifera que estamos ante un gobierno recaudador, hay que seguir pagando inútiles, que viven de las fotos con los demás.

Luego de haber sido protagonista de todos estos actos de gobierno se despacha: “No podemos permitir que castiguen a quienes generan empleo en la ciudad”, está pasado de entrenamiento atlético, si abandonaba también hubiera sido auspicioso, lo importante es competir.

Hoy desde la oposición deberían agradecerle a María Eugenia Vidal, que se haya puesto Mar del Plata al hombro, sino la ciudad este verano estaba desaparecida en promoción turística. Ariel Ciano ha elegido seguir el plan masacre que ejecutan sobre el intendente, curiosamente, propios y extraños, la corporación política se entiende en privado y reservadamente, la casualidad en política no existe.

Su paso por el Departamento Ejecutivo durante el gobierno de Acción Marplatense, transcurrió sin pena ni gloria, generalmente chato, poco activo y escasamente próspero en sus iniciativas por ejemplo, guardar bicicletas en las playas de estacionamiento para autos o prometer eliminar las dobles filas de estacionamiento vehicular frente a los colegios en los horarios de entrada y salida.

Sacó el equivalente al 10 % que tiene Massa en todo el país, los mismos  votos de Lucas Fiorini, el mayor “Gato” de CAMBIEMOS,  aunque ahora el premio mayor por el arrastre se lo llevó Mercedes Morro, la reina del escrache a empresarios gastronómicos, una modalidad de la que se ufana, cuando ni tiene en cuenta lo que predica Ciano “no podemos permitir que castiguen a quienes generan empleo en la ciudad”.

3 Comentarios

  1. ME ENCANTÓ EL ARTÍCULO. Faltó Decir que en su momento lo denuncié al delincuente cholito por prevaricación. (Lo salvaron los delincuentes qué administran la justicia local) . Pero no pierdo la esperanza de verlo preso. A la larga va a caer como caen todos los de laya.

  2. Este es el imbécil que estableció cierre de calles donde haya escuelas para que los chicos en vez de jugar en el patio lo hagan en la vía pública. Fue un fracaso rotundo y generó no pocos enfrentamiento con los vecinos, que no podían sacar ni guardar (como tampoco estacionar) sus autos durante 8 horas por día. Tampoco podían circular ambulancias ni bomberos ni patrulleros. El papelón fue muy comentado en todo el país. Y el Cholito se vanagloriaba de su espantosa idea, hasta que las encuestas le dieron 90% en contra.

  3. Siempre fue un cornudo