Política

Dólar turístico a $ 5,20; caen operaciones inmobiliarias, más dudas

Hay volatilidad en los precios de los negocios inmobiliarios en la mayoría de los casos. Los propietarios se volvieron reticentes a concretar operaciones, desistiendo de las mismas en los casos en los que no estaban debidamente constituidas. La actividad está resentida tanto en las inmobiliarias, como en las escribanías y en las casas de cambio.  Ayer por la tarde, se daba como posible una pesificación de las cuentas en dólares a valor oficial, tanto en caja de ahorro como en cuenta corriente.

A partir del 31 de octubre, cada día que pasa alimenta un estado de ánimo que va pasando ya al nerviosismo, tanto en los bancos como en comerciantes, inversionistas y empresarios, que para sus transacciones necesitan de manera imprescindible la moneda estadounidense. Un escribano del foro local indicó a mdphoy.com que ya no hay ni pedidos de salas especiales, que se utilizan para las transacciones de dinero efectivo, que generalmente se realizan en bancos y cajas de cambio, para la compra y venta de propiedades.

Fuentes irreprochables, indicaron a mdphoy.com que para concretar un viaje al exterior, se debió pagar un dólar a $ 5,20, un valor desconocido en la plaza local hasta el momento.

En lo que respecta al mercado inmobiliario, fuentes vinculadas a la actividad indicaron que en el Banco de la Provincia de Buenos Aires se disolvieron operaciones que estaban pactadas pero no firme. En algunos casos porque no se completó la cantidad de dólares en papel billete y en otras porque la entidad bancaria otorgaba un crédito hipotecario, pero no entregaba dólares sino que abría una cuenta de caja de ahorro, donde se depositaba el equivalente en pesos. Solo hay consultas en este rubro.

Los vendedores preferían volver atrás con sus ventas, mientras que también las dudas avanzaban sobre los desconcertados compradores. Especialistas en el tema especulaban que luego de estas medidas, como ocurre generalmente, pueden inducir a una baja en el valor en dólares de las propiedades, aunque la inflación en esa moneda sirve para proteger el costo real de los inmuebles, tras la absoluta falta de credibilidad del índice de precios del INDEC.

Otro tema que ha quedado en la nebulosa es el de las inversiones en pozos, como se las denomina a las construcciones de edificio en torres, cuyos departamentos de pactan en pago en cuotas en dólares, que ahora no pueden ser cumplidos, lo que impactará de lleno en la industria de la construcción por falta de financiamiento, no descartándose que en breve se decida la suspensión de los trabajadores, frente a la falta de dinero para proseguir con las obras.

Jorge Elías Gómez

jgomez@mdphoy.com

Los comentarios están cerrados.