Policiales

Dirigente choripanero denunció «apriete» policial

Sin títuloClaudio Jaime, presidente de la  ONG Choripaneros más Unidos, denunció a mdphoy.com que el pasado jueves en horas de la tarde, fue objeto de un “apriete” por parte del comisario Diego Gancedo, de la comisaría Segunda.

“Porque soy Claudio Jaime me apretaron. No obstante voy a seguir luchando por los beneficios de todos los Choripaneros, es una vergüenza lo que hizo el comisario”, manifestó el dirigente. Quien relató además, “en circunstancias en las que circulaba por la vía pública rumbo a una reunión fui interceptado por un patrullero y cuando me identifico, éste llamó al comisario Gancedo, quien a su vez me increpó y descendió de uno de los cuatro vehículo afectados al operativo como si fuera un delincuente”.

Asimismo, el dirigente choripanero vinculó el hecho al resentimiento que le guardaría el titular de la comisaría Segunda “desde la época  en que Eduardo Bruzzeta nos perseguía, y aprovechó esta circunstancia para desquitarse y descargar la bronca”.

Acto seguido, Jaime comentó que “no me llevó detenido porque había mucha gente que se paró para observar lo que ocurría. Así que voy a hacer la denuncia correspondiente porque es vergonzoso que esta persona por tener una chapa se quiera llevar a todo el mundo por delante”.

Y concluyó sentenciando que “acá se tiene que terminar de una vez por todas con la actitud patoteril de ciertos y determinados policías, que ni siquiera son capaces de garantizar la seguridad de la ciudadanía”.

Roberto Latino Rodríguez

3 Comentarios

  1. Genial la cara del «dirigente Choripanero» … un canto a la tristeza !!!
    Fuerza compas !!! Y que el comisario se vaya a «apretar» las bolas con una puerta .

  2. Este país suma a los dirigentes piqueteros , los choripaneros. Siglo diecinueve

  3. blank susy gonzalez belo

    Si les pidieran y controlaran a las parrillas y restaurantes las condiciones de higiene, seguridad y demás que les pden a los choripaneros, la mitad deberían cera por reformas y por «limpieza a fondo». No tiene fundamento lo que hacen con un grupo muy minoritario de trabajadores. Una cosa es cuidar la higiene de los alimentos para la población y otra esta persecución.