Policiales

Detuvieron a otro de los secuestradores de Guido Materia

Banda.jpg_973718260Se trata de Leonardo Miguel Parisotti, de 40 años, a quien se le imputan 15 secuestros millonarios que habría perpetrado en los últimos años, entre ellos el del joven marplatense Guido Materia. El peligroso y hábil malviviente, estaba prófugo hace dos años y fue aprehendido el sábado en Entre Ríos.

Unos 25 policías de la Provincia y Federales lo rodearon. Estaba descansando en una reposera al lado de la cabaña que había alquilado en el complejo termal de Villa Elisa, como un turista más junto a su familia. Pero no lo era: hacía dos años que tenía pedido de captura internacional por liderar una banda de secuestradores extorsivos, y no lo podían encontrar. El rastreo de su celular llevó a los investigadores a este lugar ubicado a la altura del kilómetro 20 de la ruta 130, del Departamento Colón, y el sábado al mediodía terminaron sus vacaciones.

Se presume que en su trayectoria se hizo de al menos 10 millones de dólares. El secuestro de personas es su especialidad y además de dar las órdenes era quien se encargaba de hacer la inteligencia previa al rapto de una víctima. Lo consideran el cerebro de la banda que sembró el terror en Mar del Plata por una seguidilla de secuestros, y que también actuó en Capital Federal, provincia de Buenos Aires y Santa Fe.

Por la peligrosidad con la que estaba caracterizado, el operativo generó un movimiento inusual en la zona. Con el oficio del Juzgado Federal de Primera Instancia de Mar del Plata llegaron 10 efectivos de la Policía Federal, que actuaron en la detención de Parisotti. Y se sumaron más de 20 de la Jefatura Departamental Colón de la Policía entrerriana, tanto en la custodia perimetral del complejo termal como en el interior con personal de civil, algunos vestidos como bañistas con toallas y ojotas.

El peligroso secuestrador no se lo esperaba, ya que desde 2013 vivió como un prófugo pero con el dinero suficiente para estar tranquilo y cómodo. No ofreció resistencia ni tampoco dijo nada durante la detención, el traslado a la comisaría de Villa Elisa y luego a la provincia de Buenos Aires. En la requisa de la cabaña no encontraron armas de fuego, y solo unos 4.000 pesos que tenía para manejarse sin levantar sospechas. Estaba con su familia y otras dos más alquilando tres cabañas del complejo, cual empresarios con autos de alta gama.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*