Ciudad, Información General

Desplazaron a 20 policías por irregularidades en las horas extras en hospitales

El Ministerio pagaba entre 10 y 12 millones  de pesos mensuales, pero creen que la mitad se la quedaban los jefes.

blank
A raíz de una investigación del Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires
20 POLICÍAS FUERON DESAFECTADOS POR IRREGULARIDADES EN LAS HORAS POLAD EN HOSPITALES DE LA PLATA

El ministerio de Seguridad bonaerense desplazó a 20 policías -entre ellos un comisario inspector- involucrados en maniobras ilegales con la realización de horas extras para el control de hospitales de La Plata y Ensenada. Según pudo determinar Asuntos Internos, a partir de una investigación que se hizo por más de un año, había en los centros asistenciales un verdadero “festival” de irregularidades con las horas Polad (Policía adicional). Por este servicio, la cartera pagaba entre 10 y 12 millones de pesos mensuales, pero se supone que el 50% de ese dinero se desviaba hacia los bolsillos de los responsables de realizar este manejo ilícito del servicio. La denuncia la inició el ministro Cristian Ritondo, después que le acercaron un anónimo.

Desde hace años, los médicos y agentes sanitarios que se desempeñan en el área estatal denuncian episodios de violencia e inseguridad en guardias y consultorios externos. Incluso, el mes pasado, en el Hospital de Niños de La Plata se registró el robo de juguetes destinados a los pacientes en un lugar que debía estar vigilado, pero allí los ladrones entraron y salieron sin que nadie los viera.

Sólo en el Hospital San Martín -uno de los más grandes de la provincia- se destinaban 5 millones de pesos por mes para contratar Polad. Cada hora extra se paga 90 pesos y cada agente puede hacer hasta un máximo de 240 horas por mes.

Fuentes de Asuntos Internos dijeron a Clarín que también están en la mira los administradores civiles de los establecimientos de salud, porque son quienes firman las planillas para liquidar los adicionales.

Las autoridades de Seguridad presentarán también una denuncia penal, además de disponer el relevo de los policías involucrados.

Uno de los relevados de su puesto es el comisario inspector Sergio Javier Formigo, jefe del departamento de Coordinación de Seguridad Hospitalaria. Era quien disponía el personal para vigilar los edificios sanitarios de la capital bonaerense y la región. Ese organismo depende de una dirección que se encarga de la seguridad en los hospitales de toda la provincia. Asuntos Internos intentará determinar si la “recaudación” también subía por esos peldaños.

Por ahora, fueron desplazados dos coordinadores del San Martín, uno de Casa Cuna; uno del Hospital de Niños; del Gutiérrez, del Cestino (Ensenada), del San Juan de Dios, del Instituto de Hemoterapia; del Elina de la Serna; y del Rossi.

El pago de las Polad está bancarizado. Es decir, que quienes no cumplían las horas extras debían cobrar por cajero el dinero que le asignaban. “Algunos cobraban el 30% y entregaban el resto. Otros era 50 y 50”, explicaron los investigadores.

El expediente que determinó la separación de 20 policías incluye más de 30 testimonios y dos testigos de identidad reservada. Eran agentes que todos los meses hacían extras por 15 mil pesos, pero sólo se quedaban con 5 mil. “El resto lo tenían que entregar a sus superiores”, contaron en Asuntos Internos.

La administración de los Polad constituye una de las principales “cajas negras” de la Bonaerense. Hace tres meses, siete jefes de la comisaría 1°de La Plata fueron desplazados después que encontraron en una caja fuerte 800 mil pesos en efectivo que correspondían a liquidaciones que no estaban certificadas. El episodio derivó en la intervención de la seccional.

Clarín

Los comentarios están cerrados.