Política

Despiden a periodista de un diario K que responde al diputado Juan Manuel Cheppi


Muy dialoguistas, Juan Manuel Cheppi y Manuel Mosca

En un comunicado dado a conocer sobre el despido del periodista Carlos Walker, del portal de noticias 0223, se hace referencia de manera lavada a “la falta de sensibilidad de los propietarios de esta empresa”, ocultando a sabiendas, la mención del ex embajador argentino en Venezuela Carlos Cheppi y de su hijo, Juan Manuel Cheppi,  diputado provincial kirchnerista  del FPV (hoy reciclado en la legislatura provincial) como Frente Amplio Justicialista.

El legislador provincial, se ha escindido del cúmulo kirchnerista parlamentario,  junto al polémico José Ottavis, para ir en procura de integrar un armado que los acerque al espacio de Sergio Massa, en una nueva articulación que se ensaya para dejar atrás el Frente Para la Victoria y Acción Ciudadana.

Estas mudanzas en busca de nuevos anclajes políticos, dejan en foco y exponen manejos “non sanctos” en medios de comunicación, como por ejemplo un pacto de no agresión entre ese portal de noticias con el multimedios La Capital, propiedad de Florencio Aldrey Iglesias, que incluye las clásicas bajadas de línea, muy conocidas en la jerga periodística.

Ya la sociedad que encabeza Aldrey Iglesias, junto a su socio Néstor Otero (empresario preso en la causa de los cuadernos), tomaron parte de la desaparición del diario El Atlántico, lo cual acentuó el carácter monopólico del único matutino impreso marplatense, que vivió su década dorada durante la gobernación de Daniel Scioli en la Provincia de Buenos Aires. Estos hechos son  investigados por la justicia, por el desvío de una monumental pauta oficial, que la tuvo como beneficiaria y aportante además a la campaña Scioli Presidente 2015.

 Sobre lo cual, existe un silencio sepulcral y un nulo compromiso de la dirigencia política marplatense, luego de que por otra parte,  la UOM con Antonio Caló a la cabeza, tomara el diario El Atlántico dentro del paquete accionario de Editorial Sarmiento. Con esta operación se concretó el despojo del Grupo Crónica, que pasó a manos del kirchnerismo, con un acuerdo que cerró el propio Hugo Moyano, con la aprobación del ex presidente Néstor Kirchner, en 2004.

Ahora es el periodista Carlos Walker, es quien ha sufrido un despido que se repudia y califica como arbitrario, dado que no ha percibido las liquidaciones de rigor, tras haberse desempeñado durante 13 años en el referido sitio de noticias, que es manejado (como todo el mundo lo sabe) por los Cheppi (padre e hijo) que adquirieron la marca al creador de la misma. La protección periodística, los fueros legislativos y financiar clubes deportivos, pagan bien cuando es necesaria la impunidad desde la política. Esta es la línea que se ha cobrado una nueva víctima.

Un comentario

  1. Lamentable otro despido, al mejor estilo de los nefastos grupetes q se autoproclaman peronistas en todas sus vertientes y son la hipocresia a ultranza. Desde “Mendez” vendePatria/Duhalde hasta acá, lo único q han producido son Desocupados en nombre de los Trabajadores (sic). Sólo defienden sus propios y múltiples Negocios….Pueblo manso, crédulo, sufrido.