Destacado, Política, Portada

Descarrilamientos de trenes y esa maldita costumbre de mentir

Sólo la mano de Dios, no transforma el servicio Mar del Plata – Plaza Constitución – Mar del Plata, en otra tragedia como la de Plaza Once. Son innumerables los accidentes que han sufrido los servicios de la empresa Ferrobaires, a lo largo de los 400 kilómetros de recorrido, de día, de noche, en invierno y en verano. Usuarios indignados en plena temporada alta cortaron la autovía para protestar en Las Armas en la última temporada.

Ferrobaires, es definida por un folleto de propaganda, que se entrega en la estación automotora de Mar del Plata con el siguiente texto:   “Es una empresa de transporte de pasajeros que pertenece al estado de la Provincia de Buenos Aires dentro de la órbita del MINISTERIO DE JEFATURA DE GABINETE DE MINISTROS dependiente de la Agencia Provincial de Transporte. En la actualidad se transportan 1.500.000 pasajeros por año, prestando un servicio social accediendo a lugares donde el ferrocarril constituye el único medio de transporte”. Figura el número de contacto 0810 – 666 – 8735 Hornos 11 Ciudad Autónoma de Buenos Aires – C 1154 ACA – Buenos Aires La Provincia. Tu Tren Ferrobaires.

blank
Pulti solícito viste a CFK con un tapado artesanal marplatense. Fue cuando llegó el TALGO, ahora sólo corre un servicio por día de clase ordinaria. Ni T.A.V. (tren de alta velocidad) ni tren bala, al que había que “ponerle onda”, según el guiño político. Hoy Ferrobaires es una versión del ex Sarmiento, cada vez vez circula menos y en peores condiciones. Insólitamente para el intendente Pulti, el transporte ferroviario no es una política de Estado del Movimiento Nacional y Popular en la ciudad de mayor caudal de turismo social del país.

Resultaría un exceso referirse a la cantidad de siniestros y accidentes de este servicio. El TALGO anunciado con bombos y platillos sólo corre ida y vuelta  una vez por semana, los demás días de lunes a sábado sólo hay un servicio ordinario, por el mal estado de las vías, durmientes, vagones y locomotoras, no hay además material rodante suficiente, por lo cual es natural que se reduzca el números de servicios.

El intendente Gustavo Pulti dijo oportunamente que había que “ponerle onda” al tren de alta velocidad que anunció CFK, en esa polea de transmisión que tanto tiene que ver con alcahuetería política, la dependencia de la caja y la carencia de autonomía municipal, que ha practicado Pulti alejando a los marplatenses de la independencia política institucional, llegando a la destrucción de sus estructuras estadísticas.

Desde que el ministro del Interior Florencio Randazzo (quien arrancó su carrera política cebándole mate a Pablo Vacante en el Senado de la Provincia) absorbió por decisión presidencial el manejo del Transporte, las líneas ferroviarias cancelan servicios sucesivamente y se reemplazan por servicio de ómnibus de larga distancia. Randazzo – según los propios kirchneristas – montó su show con una flota de autos naranjas, a la cual la hace funcionar como agencia nacional de seguridad vial, cuando su único antecedente es la tilinguería de entregar plaquetas y reconocimientos, junto al presidente de la ACTC Oscar Aventín,  previos a las largadas de las finales del Turismo Carretera hoy en la oficialista emisión de Automovilismo Para Todos.

Dilma Roussef acaba de anunciar en Brasil la instalación de un tren bala entre San Pablo y Río de Janeiro (distancia similar a la que separa Plaza Constitución y Mar del Plata) con una inversión de U$S 16.500.000.000.-, mientras que aquí en nuestro país, lentamente los colectivos de larga distancia van supliendo el servicio ferroviario, el principal medio de transporte que asistía a Mar del Plata para facilitar el ingreso de turistas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*