Ciudad

Denunciaron al director del INAREPS por maltratar a los empleados

nota-1170908-profesionales-salud-santiago-estero-capacitaron-inareps-508605Una vez más los trabajadores del Instituto Nacional de Rehabilitación Psicofísica del Sur (INAREPS), volvieron a denunciar públicamente al director de la prestigiosa entidad local, Dr. Mario Ricciuto.

Desde el año 2013 aseguran los empleados del lugar que el titular del INAREPS, maltrata sistemáticamente al personal con improperios, gritos, autoritarismo, discriminación, entre otras actitudes.

Por su parte el Secretario General de (ATE), Ezequiel Navarro, denunció públicamente a Ricciuto debido al manejo poco cordial que mantiene con los trabajadores. Lamentamos tener que reiterar esta denuncia, ya que habitualmente solemos reclamar por mejoras que en el caso del Instituto se han realizado por medio de inversiones del Estado Nacional. Pero la violencia laboral generada por el director, en ostentación de su poder, ha traspasado límites a pesar que asumió el cargo en forma transitoria y todavía permanece en el mismo”, afirmó Navarro.

Asimismo el integrante de ATE aclaró que los hechos “no han sido aislados. Desde los insultos, incluso por los pasillos del establecimiento, faltas de respeto, autoritarismo, hasta la discriminación en su tarea como director, otorgando preferencias hacia los amigos y familiares, becas, categorías, viático, presión laboral, sacar jefes de Servicio con muchos años en el cargo a solo efecto de poner gente que responda a sus prebendas; todas y cada una de las situaciones que como gremio hemos denunciado oportunamente en el espacio paritario denominado CIOT (Comisión de Oportunidad e Igualdad de Trato)”.

Navarro a favor de los empleados señaló que “todas estas actitudes, que se plasman en una conducción del organismo a puertas cerradas y de corte autoritario, son las mismas que los trabajadores desean denunciar a la opinión pública”.

En ese sentido agregó que “el director dice que no va a cambiar sus actitudes porque ya tiene 70 años”.

Y concluyó que “nos preocupa la contradicción entre las inversiones y servicios que se brindan a la comunidad, con el maltrato hacia los que realmente sostienen día a día el Instituto, que son sus trabajadores, quienes defendieron al organismo de su desaparición en la década del ’90.

Foto: archivo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*