Ciudad, Información General

Denuncian irregularidades y falta de pago en jardines maternales

Pagos desdoblados, falta total de pago, rebajas salariales y pretensiones de suspensión del personal son tan solo algunas de las situaciones que se presentan en el nivel inicial y que fueron denunciadas por la delegación Mar del Plata del Sindicato Argentino de Docentes Privados (SADOP).

En un comunicado de prensa firmado por Adriana Donzelli y Bruno Roldán, secretaria general y secretario adjunto respectivamente, manifestaron su preocupación por la reacción hostil de algunos empleadores frente al requerimiento de los y las docentes que lo único que buscan es una respuesta cierta frente a la angustiante situación de no haber cobrado por su trabajo. «Mi Jardín», «Lunita Mimosa», «Acuarela» y «Decroly» son algunas de las entidades que presentan irregularidades en el pago de los salarios y que en algún caso han llegado a pedir la renuncia de los docentes.

«Estamos convencidos de que detrás de estas acciones subyace una intención de los dueños de los jardines que busca licuar sus responsabilidades de modo corporativo porque las maestras están trabajando desde sus casas, poniendo lo mejor de sí y resolviendo por su cuenta las necesidades de conectividad para mantener el vínculo con los chicos y las familias están haciendo el esfuerzo de abonar las cuotas», indicaron.

En tal sentido indicaron que sería deseable que los propietarios de estas instituciones hagan su parte, buscando las soluciones para cumplir sus obligaciones en lugar de trasladar el problema a las docentes.

¨No desconocemos las dificultades de estos tiempos, la crisis que genera esta pandemia atraviesa a toda la sociedad. Asimismo, conocemos perfectamente la problemática del nivel inicial porque lo venimos planteando desde hace mucho tiempo e incluso nos hemos puesto a disposición para colaborar en la búsqueda de soluciones y hemos llevado la preocupación a las autoridades» agregaron.

Desde SADOP advirtieron que no se van a permitir presiones, malos tratos o falta de cumplimiento del deber elemental de un empleador que es pagar el salario. «No se han cumplido ni siquiera dos meses del aislamiento obligatorio, llama la atención la falta de herramientas para atender una contingencia, el grado de insolvencia que parecen  presentar», agregaron.

Por último adelantaron que seguirán reclamando la regularización de este sector que, además, como parte del sistema educativo cumple una función social. «En el mismo sentido, rechazamos el pedido de reapertura que han efectuado al municipio, considerando que ello implicaría poner en riesgo a los más pequeños del sistema educativo ¨concluyeron.

Los comentarios están cerrados.