Deportes

Debido a la tormenta, se suspendió Racing – Gimnasia

Jugaron un poco más de 40 minutos, en los que el `Lobo´ se puso en ventaja con el tanto del pibe Contín, después de un grosero error de Orión, luego el elenco que conduce Cocca igualó mediante un cabezazo del defensor Vittor, hasta que por la intensa tormenta que azotó a La Feliz, el juez Jorge Baliño decidió dar por concluido el juego.

El protagonismo de la noche quedó exclusivamente para la lluvia torrencial y la actividad eléctrica que le ganó la pulseada a las ganas de ver en acción tanto a Racing como a Gimnasia. Jorge Baliño se tomó su tiempo para evaluar la situación, y cuando ya corría riesgo la integridad de los protagonistas y hasta de los hinchas, a los 41 minutos del primer tiempo, decidió bajarle el telón a la Copa Amistad, que quedó sin dueño, porque al tratarse de un amistoso, no habrá reanudación del encuentro, por lo que los platenses seguirán con su pretemporada en Tandil y la Academia ya volvió a Buenos Aires.

La decisión de suspender el partido corrió por cuenta del árbitro pero rápidamente contó con el apoyo de los técnicos, los dirigentes y de los propios jugadores, que no quisieron saber nada con el doble riesgo que significaba jugar con una tormenta eléctrica y con la cancha poco menos que inundada.

Y el respaldo también vino para Baliño de afuera de la cancha, porque hasta Juan Manuel Lugones, funcionario de la seguridad provincial, explicó: “El partido está suspendido. Es lamentable por la gente, pero no se puede jugar. No tiene sentido jugarlo, ni reanudarlo”.

Lo mismo pensaron Gustavo Alfaro y el presidente de Racing Víctor Blanco, quienes señalaron que “tenemos que cuidar a los jugadores, no es lindo suspender el partido, pero no había otra alternativa”, mientras que el entrenador explicó que “ya se había desnaturalizado el juego, con los charcos y la lluvia. No se podía seguir así. Esa es la realidad”.

En lo que respecta al partido, el que pegó primero fue Gimnasia. Porque tras un centro largo y anunciado de Licht, Orion salió mal y fue cómplice de los atacantes del `Lobo´: Guanini la bajó de cabeza y el juvenil Leandro Contín la empujó con el arco vacío.

Los de Avellaneda buscaron por adentro, por afuera (hubo buenas proyecciones de Pillud) y recién pudo equilibrar el resultado en una acción de pelota parada, con un tiro de esquina enviado por Luciano Aued desde la derecha y el cabezazo de anticipo de Sergio Vittor, para desnudar otra salida en falso de un arquero, ahora con Alexis Martín Arias como protagonista. Hasta que la lluvia comenzó a transformarse en protagonista y el juez decidió suspender el match.

Los comentarios están cerrados.