-Boletín-, Política

Crisis política: Lauría del Partido FE y UATRE presidirá el subbloque del PRO

Con el correr de las horas cobra mayor dimensión la renuncia de Alejandro Carrancio, al subbloque de Vamos Juntos que integran los mayores referentes del intendente Guillermo Montenegro, quien no vaciló en aprovechar y limpiar de su gabinete (y reducirlo de paso) de quienes habían accedido a través del senador Lucas Fiorini.

Cuatro integrantes del elevado elenco de funcionarios políticos, nombrados por Montenegro, dejaron automáticamente sus cargos en el EMTUR, OSSE y la Administración de Punta Mogotes, a través de la presentación de sus respectivas denuncias. Fue un ajuste de cuentas político, más que una aplicación a la delicada situación de las finanzas municipales.

El voto adverso de Carrancio al pliego de licitación pública del transporte de pasajeros, provocó una conmoción política local, cuya envergadura está lejos de mensurarse debidamente, por el impacto que causó en la delicada línea de gobernabilidad del oficialismo.

El Frente Para Todos resultó el gran ganador, sin tener que mover una ficha alteró el delgado hilo de alianzas, por las cuales quedó conformada la representación política en el Honorable Concejo Deliberante, que ya se manifestó en la sesión de ayer, cuando se elevó el tono de los discursos, debates y sólo se escucharon gritos, como una señal de lo que sobrevendrá en el recinto.

La transición hasta el 10 de diciembre, resulta una incógnita para el complicado andar oficialista, ya que el intendente Montenegro necesitará de la aprobación de ordenanzas clave. Por ahora Carrancio se separó de Vamos Juntos,  pero no se fue de la coalición de Juntos por el Cambio.

No obstante, cayeron las designaciones del senador provincial Lucas Fiorini, entre ellas la de su esposa Stella Maris Leguizamón, quien había sido designada por el intendente como delegada municipal en la Administración de Punta Mogotes.

El legislador provincial,  muy adicto a las andanzas y mudanzas políticas, pugnaba por la reelección de su senaduría por la Quinta Sección Electoral, a la cual había accedido aupado por la ex gobernadora Vidal, cuando esta hizo uso y abuso de la lapicera en el armado de listas, sin respetar la realidades y estrategias distritales y seccionales.

Tal es así, que ahora quien reemplazará a Carrancio en el sub bloque que responde a Montenegro, pasará a ser Nicolás Lauría, un hombre del Partido Fe y la UATRE, que comandará a los dos restantes integrantes del PRO, Agustín Neme y Guillermo Volponi.

Sin llegar a ser un drama, es casi un dilema de sillón político. Lauría es de estrecho contacto y militancia del grupo de diputados nacionales que acompañan con sus votos para quebrar a Juntos por el Cambio y ayudar incondicionalmente a Sergio Massa y Alberto Fernández, dando quórum o aprobando proyectos de ley largamente rechazados por la oposición.

El escándalo político, del cual no se conocen con precisión los verdaderos motivos, a pesar de los trascendidos que han comenzado a circular, ha ganado espacio en medios de comunicación especializados en temas políticos como La Política On Line que calificó también a la situación como un escándalo político, expresando que:

“El intendente de Mar del Plata, Guillermo Montenegro le pidió la renuncia a cuatro funcionarios que responden al senador provincial Lucas Fiorini. La decisión de Montenegro ocurrió luego que el pasado lunes el concejal Alejandro Carrancio (presidente de una de las bancadas del oficialismo) votó en contra del proyecto del intendente  para modificar la concesión de transporte público”.

“Montenegro le pidió el miércoles la renuncia inmediata a Federico Scremin, presidente del Ente Municipal de Turismo (Emtur); al director coordinador del ente, Emiliano Recalt; a Fernando Navarra, vicepresidente de Obras Sanitarias (OSSE),y a Stella Maris Leguizamón, responsable en la administración de Punta Mogotes.

La crisis de aceleró luego que un concejal vinculado a Fiorini se sumara a la oposición y lograran trabar la nueva licitación del servicio público de transporte, un eje central de la gestión de Montenegro.

Fuentes municipales revelaron que en la presidencia del Emtur la asumiría Bernardo Martin, actual vicepresidente de ese organismo.

El pliego del transporte público quedó archivado tras la postura del concejal Carrancio. El proyecto era una de las iniciativas centrales de la gestión de Montenegro.

Apenas 48 horas después que la posición de Carrancio hiciera fracasar la iniciativa, el intendente cortó por lo sano con el pedido de renuncia a los cuatro funcionarios que responden al senador Fiorini (jefe político de Carrancio) y que llegaron a la actual gestión en el marco de los acuerdos políticos realizados hacia adentro de Cambiemos. Fiorini integra una línea peronista junto al senador Roberto Costa, dentro de la coalición opositora.

Carrancio, quien ahora tiene un futuro incierto en el cuerpo deliberativo al abandonar su lugar como jefe de la bancada de Vamos Juntos, había anticipado su rechazo a la propuesta pidiendo una serie de modificaciones que no fueron tenidas en cuenta. Este lunes, antes de votar el edil señaló que no fue escuchado y por eso justificó la falta de acompañamiento.

El voto negativo del concejal de Fiorini terminó por sepultar el pliego y desde Mar del Plata afirman que con abstenerse, la iniciativa hubiese llegado al menos al recinto.

La alianza de Fiorini y Costa -jefe de los senadores de Cambiemos en la provincia- en Mar del Plata había empezado a ganar fuerza en Mar del Plata. Ese armado también generó roces en un complejo equilibrio de fuerzas de la coalición de gobierno conformado por el PRO y el radicalismo”, dice en el espacio que le dedicó la LPO al tema.

Fuente: La Política On Line

mdphoy.com

Un comentario

  1. Buenísimo el post. Un cordial saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*