Ciudad, Información General

Covid 19: la temporada vamos viendo: errático mensaje; sub registro agrega confusión

 

Pese a que en la Sala de Situación del Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires, ingresan entre 310 y 330 contagios diarios de coronavirus en Mar del Plata, el Municipio informa diariamente un sub-registro en los casos.

El último parte confirma esta tendencia: se informaron 252 contagios. En el correspondiente al jueves 22, fueron 251. Mientras que en el del 19 de octubre hubo 246, en el día anterior se informaron 294.

La provincia registró el miércoles 21, 323 casos, y en la jornada siguiente, 313. Sin embargo, el gobierno local informa menos de 300. Es llamativo que no se haga nada al respecto, pese a que ya hubo una fuerte controversia por el mismo asunto el 1 de septiembre pasado.

Las diferencias en las estadísticas entre el Municipio de General Pueyrredón y la propia Provincia de Buenos Aires se acentúan. A las 21:33 hs del viernes 23 de octubre, el Ministerio de Salud bonaerense registraba 20.187 casos positivos contra 19.439 que totaliza el gobierno comunal.

Es decir, una diferencia de 748 contagios. Por su parte, son 730 las personas fallecidas de acuerdo a la provincia, y 16.655 los recuperados, lo que se traduce en un total de casos activos de 3532 personas. En la jornada actual, ingresaron al sistema bonaerense más de 330 casos.

Más allá de este desfasaje, el impacto en el sistema de salud es inocultable, aunque los efectores provinciales se llamaron a un prudente silencio.

Pese a que el Presidente Alberto Fernández, en el anuncio reciente de una nueva extensión de la cuarentena hasta el 8 de noviembre, había dicho que “para que Mar del Plata tenga verano tenemos que parar el problema hoy“, en relación a la cantidad de contagios de coronavirus.

Nada va a cambiar en la ciudad, que se encuentra formalmente en la Fase 3 del Aislamiento de acuerdo a la normativa bonaerense, pero que en los hechos está en una Fase 5, hasta con gimnasios y natatorios abiertos.

“Me detengo un instante en la ciudad de Mar del Plata, la ciudad que tanto quiere Fernanda (Raverta). Fue una ciudad que estuvo prácticamente sin casos en los últimos meses y repentinamente los casos empezaron a crecer y hoy es una de las ciudades con más dificultades”, señaló el primer mandatario durante la conferencia de prensa que realizó en Misiones.

En las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, San Luis, Mendoza, Tucumán, Neuquén y Río Negro, “vamos a seguir 14 días más como estamos hoy”, dijo Fernández. Pese a ello, lo cierto es que los gobernadores aplicaron restricciones muy laxas, debido a la grave crisis económica que asola sus distritos y el país.

Permanecer en ASPO es una etapa según la cual las personas pueden “únicamente desarrollar y circular a fin de realizar las actividades que han sido autorizadas, que abarcan tanto la provisión de productos y servicios esenciales y, actualmente, la realización de la mayoría de las actividades económicas y ciertas actividades sociales y deportivas recreativas”. En tren de ser rigurosos, resulta una definición muy ambigua.

En tanto, para la ciudad de Mar del Plata, con un 26% de desocupación y casi 39% de pobreza, pareciera que hubo “una bajada de línea” desde la administración provincial a sus propios funcionarios para que no hagan más declaraciones en relación a los contagios y a la saturación del sistema de salud, que en verdad es la máxima responsable.

Aún con los desaciertos de la gestión de Guillermo Montenegro, que se viene señalando insistentemente desde este medio, el déficit del sistema sanitario corresponde mayormente a fuertes falencias en materia de salud pública desde los distintos gobiernos que debió soportar la provincia de Buenos Aires: sólo hay dos hospitales para una población de casi un millón y medio de personas en toda la región. Un verdadero despropósito.

Sin embargo, también llama la atención la poca o nula propensión del propio Intendente Montenegro en asumir el problema. Prácticamente desde julio, cuando comenzó la grave escalada de contagios en la ciudad, el jefe comunal se desentendió del problema. Forzado por las circunstancias -y presionado por la provincia-, debió aceptar que había en el distrito circulación comunitaria y pese a él, decidió retroceder de fase el 29 de agosto.

 Desde esa fecha, no se refirió más al asunto, poniendo el foco en la gravísima situación económica y en la temporada. Siempre señaló, quizá no sin razón, que la mayoría de los contagios se producían en las reuniones sociales. En esa línea, pudo haber implementado un toque de queda entre las 22 y las 6 hs. No lo hizo.  

 

23 de octubre de 2020. El Gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, encabezo una conferencia donde se informo cuales son las medidas próximas ante la pandemia.
Foto: Mariano Sanda

Diagnóstico que parece ser compartido por Axel Kicillof, quien arribó el pasado lunes a Mar del Plata a hacer diferentes anuncios. Es evidente que pese a las palabras presidenciales, que se encuentran como la moneda, fuertemente devaluadas, hay consenso entre provincia y municipio para correr del centro de la escena a la pandemia de coronavirus y acentuar el eje en la temporada, que se presenta tan incierta como necesaria.

En ese sentido, cabe recordar las palabras recientes del doctor Osvaldo Elefante, médico intensivista del Hospital Interzonal General de Agudos (HIGA): “Estamos complicados. La inauguración del Modular y el anuncio de camas fueron solamente para los medios. Seguimos con el mismo déficit de recurso humano. Sin ir más lejos cuando inauguraron el primer tramo del Modular lo inauguraron con camas sin oxígeno. Fue algo más político que epidemiológico”.

Y agregó: “Nos habían dicho que el segundo tramo de 12 camas venía con recurso humano, médicos intensivistas. Vinieron dos y ya se fueron”. En la semana se supo que la saturación del nococomio hace 15 años que nunca baja del 95%, y nadie informa si las 12 camas del Modular están operativas o no. Ni de Provincia ni del Municipio aclaran la situación, lo que torna aún más indignante el desborde que están sufriendo los trabajadores de la salud.

En recientes declaraciones, el ex secretario de Salud Alejandro Ferro manifestó que el sistema está entre el 95% y el 100% de ocupación, por lo que  el panorama sanitario continua estresado y que hay una insuficiencia enorme en el testeo de pacientes”, pese a que celebró la implementación del plan Detectar. Hasta la fecha, se realizaron apenas 35.960 testeos en la ciudad, lo que arroja una tasa de positividad del 56%. “La información de la que dispongo del sector privado y público es que la ocupación de camas por Covid-19 es del 95% al 100%”, aseguró Ferro. Los efectores de salud provinciales hace semanas que no hablan del tema.

 

Bianco y Montenegro, cuando se inauguró el Hospital Modular

Dos semanas atrás, el jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco, abogó por abordar “con mucha prudencia la circulación, las actividades que se permiten y las condiciones en que se permiten esas actividades”. Y había tildado de “ilógico promover más aperturas”.

También, el funcionario provincial había expresado que “lugares como Mar del Plata o algunas otras ciudades grandes del interior de la provincia están con un problema bastante severo en materia de ocupación de camas. En ese contexto, demandar mayor apertura de actividades es absolutamente ilógico”.

En tanto, la subsecretaria de Gestión de la Información, Educación Permanente y Fiscalización Sanitaria de la Provincia de Buenos Aires, Leticia Ceriani, había advertido: “Si hoy estuviéramos en temporada, Mar del Plata no podría recibir turistas”. Por su parte, el jefe de asesores del Ministerio de Salud bonaerense, Enio García, había afirmado que “Mar del Plata no puede pensar en la temporada si no se actúa ahora para bajar los casos”.

Luego de ello, sobrevino el silencio. La bajada de línea parece evidente. Con una economía en caída libre en todo el país, con serias advertencias sobre el nivel real de reservas del Banco Central, resulta imperioso tener una buena temporada de verano.

 Pablo Portaluppi

pabloportaluppi01@gmail.com

 

Notas vinculadas:

Las aperturas en el pico de la pandemia, es admitir el fracaso de la cuarentena que lleva 7 meses

Mar del abismo: pobreza, desocupación, pandemia y Montenegro no llegó al pico

Montenegro adjudicó operaciones políticas para perjudicar a Mar del Plata

Covid-19 y desempleo: Mar del Plata entre su per saltum y un salvavidas

La suma de nuevos casos y cantidad de recuperados dispara alarma por la atención sanitaria: cerca de la saturación

Continúa el desfasaje con las cifras de contagios que exhibe la Provincia

El virus no falló en su circulación: la transmisión dejó dudas y contaminó el mensaje

Los comentarios están cerrados.