Ciudad, Información General

¿Cómo es la bienvenida al primer turista del año de Mar del Plata?


Recibimos a los primeros turistas del año en una ciudad que está preparada para una gran temporada de verano:
Avión: originarios de Haedo
 Ruta 2: desde Laferrere
Ruta 226: provenientes de 25 de Mayo

La costumbre de agasajar al veraneante que ingresa a las 0 hora de primer día del año acumula cientos de anécdotas, desde marplatenses que hacen tiempo en la ruta y se hacen pasar por turistas hasta amantes que escapan de las cámaras. Así es la bienvenida a La Feliz.

Apenas habían pasado unos segundos de la medianoche del 31 de diciembre cuando un control policial lo detuvo sobre la ruta 2, en el ingreso a la ciudad de Mar del Plata. El conductor, a bordo de su auto, entregó la cédula verde y si el flash de una cámara fotográfica no lo hubiera enceguecido, habría mostrado el registro. De pronto, muchas personas rodeaban su auto. Entonces escuchó: “¡Felicitaciones, es el primer turista del año!”

Sin decir una palabra el hombre pisó el acelerador y huyó. Ni los funcionarios del municipio, ni los periodistas ni los policías comprendían qué sucedía. La confusión duró poco: sólo logró hacer 800 metros porque el patrullero lo alcanzó a la altura de la rotonda de Camet. Entonces explicó:

-Lo que pasa es que mi esposa cree que estoy en un Congreso en Santa Fe-. A su lado, en el asiento del acompañante, una mujer permanecía callada.

Al día siguiente, el diario local El Atlántico publicó la noticia pero sin el nombre, ni la patente ni el modelo de auto y aclaraba que era por una “cuestión de solidaridad”.

Desde no se sabe exactamente cuándo -ni el Emtur (Ente Municipal de Turismo) puede precisarlo- Mar del Plata agasaja al primer turista que llega a la ciudad el 1° de enero. Hasta el año pasado sólo se premiaba al que ingresaba por la ruta 2. Ahora también a los que viajan por la 206, en tren y en avión.

Los regalos habituales son entradas de teatro, alfajores, días de carpa, vouchers de restaurantes y sweaters. La camiseta del club Atlético Aldosivi la entregaron una sola vez, en 2015. El hombre que escapó fue el primer turista que llegó a Mar del Plata en la madrugada del 1° de enero de 1979. Pero no: “Le sacamos los sweaters, los alfajores y se los dimos al auto que venía detrás, a una familia”, recuerda Nino Ramella, que por aquel entonces trabajaba en el departamento de prensa de turismo.

Hasta 1997 el primer turista era el primer automovilista que llegaba al kilómetro 400 de la ruta 2. Ese año se perfeccionó: técnicamente, Mar del Plata nace donde comienza el partido de General Pueyrredón, en el kilómetro 384. Desde entonces es ahí donde un patrullero y motos policiales esperan al primer auto. Cuando se acerca, un oficial lo detiene y le pide los documentos al conductor. Es entonces cuando un auto con la capacidad de baúl reducida a un 20% por el equipo de gas se convierte en el Donald Trump de la ruta 2: el patrullero enciende las sirenas y junto a las motos policiales lo escoltan hasta la caminera. Esa es la seña que espera el barrio de La Florida. A las sirenas que indican que ha llegado el primer turista responden con morteros, bengalas y cañitas voladoras.

Bienvenida 2018

Ya en el destacamento, la familia brindará con policías, un pan dulce y sidra sin alcohol.Pero recién al día siguiente tendrá los premios. En ese momento sólo les dan un sobre con la dirección a la que deben ir.

Como les pasó a Fernando y a Ana, en 2013. Se lo puede ver en YouTube. Con la casaca manga larga del Valladolid –dice que se la regaló el Chapa Zapata y que se la pone para hacer viajes largos- aguanta los micrófonos de los noticieros a media mañana del 1 de enero en Playa Varese. Dice que está contento, que no lo esperaba, y que “todavía tenemos la comida arriba del auto, estamos sin comer prácticamente”.

La reina del Mar sonríe a cámara y se ubica para la foto al lado de Fernando, que sostiene una canasta con frascos envuelta en papel celofán. Una mujer de saco color crema en representación del Emtur le da a Ana una bolsa de café. Play

Fernando y Ana ni siquiera habían planeado ir a Mar del Plata. Salieron de San Martín y recién en Dolores decidieron el destino. Legítimos ganadores, No cómo otros.

-¿Notaron algún automovilista regulando la velocidad?

-Sí. Algunos eran vecinos que salían a la ruta y entraban a Mar del Plata -cuenta el comisario Giménez, que trabaja en la caminera de Camet-. Por eso empezamos a pedir el ticket del peaje.

El peaje inmediato a Mar del Plata es el de Maipú, a 140 kilómetros. Para hacer ese trayecto un auto puede tardar entre una hora y media a dos, como mucho. El comisario ha recibido tickets en los que el paso por el peaje había sido a las 18: seis horas para hacer 140 kilómetros.

-¿Se enojan cuando les dice por qué  no es el primer auto, el primer turista?

-La mayoría lo acepta, saben que lo que están haciendo está mal.

-¿Dónde hacen tiempo?

-A unos kilómetros,  paran a tomar mates.

-¿Cuál es la reacción del ganador?

-Muchos lloran de emoción dentro del auto. Nos abrazan. Y están los que se enojan porque los paramos por un operativo. Nosotros detenemos el auto, le pedimos la documentación y después le contamos que es el primer turista. ‘¡¿Qué hacen trabajando, molestando controlando un 31 a las 12?!’ Nos han insultado.

-Cuando les explican, ¿qué responden?

-Piden disculpas. Pero paramos al que viene atrás.

Fuente: INFOBAE – Por Emilse Pizarro


Los comentarios están cerrados.