Política

¿Cómo es: Juntos Por el Cambio o Separados por el Cambio?

 

La pandemia de Covid-19 no sólo modificó el panorama del país en múltiples direcciones, laboral y económicamente sobre todo, sino que además generó movimientos políticos impensados.

 El forzado eslogan del “todos juntos” como una forma de acercarse entre opuestos para enfrentar a un enemigo común, fue un bonito decorado que eligieron Alberto Fernández y Horacio Larreta para construir una puesta en escena que duró unos meses.

Pero lenta y progresivamente comienzan a verse chisporroteos que obviamente tienen en vilo a kirchneristas y opositores, pero que generan tensión incluso líneas adentro de algunos partidos.

Por ejemplo Mar del Plata ha sido escenario en las últimas jornadas de algunos de estos cortocircuitos entre aquellos que deberían estar del mismo lado, aunque no dejan de evidenciar algunas broncas que quedaron de los tiempos de armado de la última campaña. El doctor Gustavo Blanco, ex secretario de Salud municipal durante la gestión de Carlos Arroyo, fue el más picante en redes sociales para desarticular el discurso del actual intendente Guillermo Montenegro.

blank

Cuando Montenegro dijo aquello de pedir hisopados a los turistas que vengan en el verano a la ciudad, el ex funcionario fue lapidario en Twitter: “Pedir un hisopado y que este dé negativo como criterio para ingresar a mdp como turista es de las cosas más ridículas que escuché hasta ahora”.

Pero hubo más, y excede a la situación Covid que pone a todos un poco nerviosos. Por ejemplo ante la información de que el Municipio está buscando rediseñar la tasa de Servicios Urbanos para que el cálculo sea más justo, Blanco agarró otra vez su Twitter y disparó: “Debería ser gratis si no hay servicios”.

blank

Claramente las cosas puertas adentro de Juntos por el Cambio y del PRO no están tranquilas, y la necesidad de los que detentan cargos ejecutivos, como Larreta o Montenegro, es incómoda: se tienen que mostrar solidarios con el ejecutivo nacional, incluso con el provincial, mientras muestran cierta distancia para acercarse un poco al discurso opositor.

Y mientras esto sucede, desde el medio de la grieta, aquellos que no tienen responsabilidad alguna, les disparan con munición gruesa y los presionan para que sean más enérgicos en su distancia con el oficialismo. Era muy interesante ver cómo el ala más macrista de Juntos por el Cambio, con Patricia Bullrich a la cabeza, le exigía a Larreta una toma de posiciones frente a la marcha del 17 de agosto.

blank

Pero la tensión no se limita a los que están en el poder y los que no, sino también entre gestiones como la porteña y la marplatense. El ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, también había sido crítico sobre los dichos de Montenegro con los hisopados a los turistas, a lo que el secretario de Gobierno local, Santiago Bonifatti, le dedicó unas líneas cariñosas: “que se dedique a cuidar a los porteños. Nosotros nos dedicamos a cuidar a los marplatenses”, le comunicó en declaraciones a La Capital.

Más allá de lo impensada que puede ser la situación generada por la pandemia de Covid-19, la oposición debe afilar su discurso si no quiere que incluso arrastre con sus chances para las próxima elecciones y que lo de “Juntos” por el Cambio no sea sólo una utopía.

Notas vinculadas:

Tiene nombre: ¿quién es el sponsor del Operativo Salvaguarda a Montenegro a través de AF?

¿Los flashes con Alberto provocan contagio? A 135 días de la cuarentena hubo, por zoom, protocolos para la MGP. Gusto a tarde

Alberto Fernández y Montenegro, una relación con derecho a roce

El SOMU aliado con Camioneros, provoca pérdidas millonarias y perjudican a otros gremios del sector

Alberto dijo por cadena nacional que habla cotidianamente con Montenegro: ¿Es la gloria o Devoto para el intendente?

Coronavirus a la carta en modo Kicillof: Mar del Plata no desentona y suma confusión

Montenegro entre Frederic y Berni: postergan a Mar del Plata y se queda sin fuerzas federales

 

 

Un comentario

  1. Peleas de riña callegera a ninguno le interesa la gente de todos estos funcionarios poco escrupulosos solo congeniar con el titere de turno para sacar partido como la rata de Bonifatti que yo sepa no es medico infectologo y no es quien para opinar en ciertos temas hay que tener mas altuta y fundamentos.
    La ciudad no se salva con 4 turistas infectados si no con una politica de desarrollo de la industria Mar del Plata hace mucho dejo de ser una ciudad turistica .