Ciudad, Información General

Comenzó la primera etapa del “Plan Forestar MGP 2020”

El Plan, que había sido lanzado en marzo último, fue reestructurado y se desarrollará en ocho espacios de plantación en 25 barrios de la ciudad, que incluirá la plantación, reposición y acciones de educación ambiental. “Se trata de reflexionar acerca de qué arbolado queremos o en qué ciudad queremos vivir en los próximos 20 años”, describió D’ Andrea resumiendo el espíritu del Plan Forestar.

 

En el barrio Reserva Forestal Las Margaritas, el presidente del EMSUR, Sebastián D´Andrea, junto a distintas áreas del ente, el director de la Delegación Norte, Pablo Pérez; miembros de la Sociedad de Fomento; de la Comisión de Espacios Verdes y Comisión de Chipeado de los barrios Reserva Forestal y vecinos del lugar, dieron inicio a la primera etapa del Plan de Forestación y Reforestación municipal, “Forestar MGP 2020”. Asimismo, continuando con el Plan, se prevé la plantación de ejemplares arbóreos en Las Margaritas, 2 de Abril y en la colectora de ruta 2 a la altura de La Laura.

 

El intendente Guillermo Montenegro estuvo presente en esta jornada supervisando los trabajos realizados desde el EMSUR. Al respecto, D’Andrea explicó que “estamos retomando el Plan Forestar MGP, un plan que habíamos presentando en marzo pero que tuvimos que suspender por la pandemia”, y detalló que “lo readaptamos y comenzamos esta plantación con una actividad complementaria de chipeo con la idea de avanzar definitivamente hacia un esquema que incluye, en distintas zonas de la ciudad, la reposición de especies y nuevas plantaciones, sobre todo en la zona sur. En definitiva, se trata de reflexionar acerca de qué arbolado queremos o en qué ciudad queremos vivir en los próximos 20 años”.

 

Además, desde un enfoque integral del Plan, se incluyen actividades complementarias de educación ambiental y la gestión y tratamiento de los restos de poda porque “entendimos que no es el camino, ir atrás de la persona que inconscientemente tira la basura o la poda a la calle, sino que el camino, aunque es el más largo, es el de educar al vecino”, indicó el funcionario. “Apuntamos a un esquema de gestión mucho más ágil donde el vecino tenga más participación y pueda decidir, en definitiva, sobre las cuestiones que tienen que ver con su propia vida”, analizó.

 

Tras la reestructuración del esquema previsto en marzo pasado, en Plan Forestar MGP se distribuirá, bajo los protocolos sanitarios correspondientes, en ocho espacios de plantación en 25 barrios de la ciudad, donde se realizará reposición y plantación de especies arbóreas que se adapten a las condiciones climáticas y edafológicas de cada zona. “Decidimos avanzar con esta iniciativa, con las medidas de seguridad necesarias y cumpliendo con todas las normas”, concluyó D´Andrea.

 

En tanto, tras haberse dado inicio al “Forestar 2020”, Florencia Erramouspe, integrante de la Comisión de Espacios Verdes la Sociedad de Fomento de Las Margaritas y miembro del Grupo de Barrios Reservas Forestales, expresó que “nuestro proyecto barrial apunta, más que nada, a un recambio forestal y a trabajarlo en conjunto con los vecinos y el EMSUR de la mano de la educación forestal”. y del tratamiento de los restos verdes, una gran problemática de la ciudad”.

 

Finalmente, la presidenta de la Sociedad de Fomento, Vanesa Murillo, agradeció la presencia del EMSUR y subrayó que “lo que nos falta como sociedad es que el vecino entienda que el Estado somos todos y que tiene que cuidar hasta el más mínimo detalle. Concientizar es el paso número 1 de esta cadena”.

 

SEGUNDA VIDA FORESTAL

 

En tanto y como actividad complementaria del Plan, se realizó una prueba piloto de chipeado de restos de poda ubicados en el predio de acopio del barrio. “El objetivo del chipeado es revalorizar un residuo para que, en vez de que se disponga en el predio de disposición final, se pueda reutilizar en espacios públicos, en plazas, en los viveros municipales, entre otros”, explicaron desde el ente municipal. Y recordaron que “la prueba de hoy es fruto de un proceso de educación ambiental que comenzó hace cuatro años de un barrio que, en el marco de su comisión de Espacios Verdes y en articulación con el EMSUR”, educó a sus vecinos para tener un predio de arrojo de restos de poda. “No hay bolsas, no hay basura, sólo restos de poda y si vos recorrés el barrio, ves que en las calles no hay ramas ni restos de jardinería. Tenés siete carteles que dicen: ´Prohibido arrojar basura y restos de poda´ y que hoy están prácticamente de adorno”, destacaron desde el EMSUR, alentando esta práctica como una forma de completar el circuito de extracción de un árbol con peligro inminente, reposición del mismo y reúso de sus restos a partir del chipeado.

 

De las actividades participó personal de la Dirección de Diseño y Paisajismo Urbano, de la Dirección de Gestión Ambiental y de los Departamentos de Unidad de Poda, de Recursos Naturales y Guardaparques, el Departamento de Higiene Urbana y el de Espacios Verdes del ente municipal.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*