Arte y Cultura, Cine

Cine africano, con resistencia

La resistencia es un tema si se quiere que, con cierto romanticismo, hemos sabido incorporar a través del cine. Seguramente la más habitual para nuestros ojos occidentales es la que se vivió contra el nazismo, por eso es interesante la propuesta de Drum, film que se centra en episodios ocurridos en Sudáfrica.

El film, dirigido por Zola Maseko y protagonizado por Taye Biggs, Jason Flemyng y Gabriel Mann, es otra propuesta del ciclo de cine africano que se está dando en el Museo del Mar (Colón 1114) con el auspicio de la Embajada de Francia. La proyección será hoy a las 20.

Drum narra la vida de Henri Nxumalo, un reconocido periodista de investigación en los años cincuenta en Sophiatown, barrio simbólico de la resistencia cultural en Johannesburgo. Pero además del título de la película, es el nombre de una revista negra de moda, auténtica arma mediática del momento.

La película, ganadora del premio mayor en el FESPACO 2004 (Festival Panafricano de Uagudugu, Burkina Faso), cuenta cómo se estructuró la toda una generación de autores, críticos, músicos y periodistas sudafricanos, contra el poder segregacionista. Nxumalo arriesgó su vida y trabajó durante esos años a pesar del acoso constante de las autoridades.

Los comentarios están cerrados.