Ciudad

Choripaneros reclamaron frente al Municipio un marco legal para su actividad

KONICA MINOLTA DIGITAL CAMERAUn grupo de choripaneros ambulantes y sus familias, se manifestaron frente al Palacio Municipal, el viernes por la mañana, para que las autoridades comunales atiendan sus reclamos, plasmados en la nota 34 j 2015, que ingresó, en la víspera, a la mesa de entradas del HCD, con giro a las Comisiones de Obras, Calidad de Vida, Legislación y Hacienda.

En la misma manifiestan su disposición para constituirse en una cooperativa, ajustándose a las normativas que establezca el Municipio para regular la actividad. También solicitan un subsidio para costear módulos, indumentaria, carros con gas, libreta sanitaria y cursos de manipulación de alimentos, así como un espacio, en la costanera, donde desarrollar dicha actividad.

“Somos 150 familias que están tratando de trabajar de una forma inexplicable, porque vienen nos sacan los tachos y la mercadería, nos pegan y nos llevan detenidos. No somos barras bravas y le pedimos al Municipio un lugar de trabajo y que nos encuadren en una norma para poder trabajar tranquilos. Queremos establecer un canal de dialogo y encausar nuestra situación”, comentó Cristian, uno de los referentes del grupo.

Asimismo refirió que “acá viene gente de afuera a trabajar y no tiene problemas pero nosotros vivimos diariamente con problemas. No puede ser que nos den 30 metros, en el Estadio Mundialista, para que trabajemos, en ese espacio, 150 choripaneros; y la gente que viene de Buenos Aires ocupó, en los partidos de temporada, cinco cuadras con módulos y los mejores lugares, sin que el Municipio los molestara, porque vienen con los barrabravas. En cambio, nuestras condiciones de trabajo son muy malas, porque nos tenemos que andar escondiendo como si fuésemos delincuentes. Hemos venido a expresar nuestra buena disposición para que junto con las autoridades municipales encontremos la mejor manera para trabajar”.

Finalmente, Cristian trajo a colación que “esta vez pudimos trabajar porque Bruzzeta le pidió al Municipio que nos dieran un lugar y nos dieron 30 metros, sobre Juan B. Justo y Lisandro de la Torre, pero cuando jugaron Racing e Independiente, se juntaron las dos barras, se tirotearon y nosotros ahí en el medio con nuestros hijos, inclusive hirieron a un chiquito de 8 años”, sentenciando: “nosotros no tenemos por qué trabajar de esa forma”.

Roberto Latino Rodríguez

 

Los comentarios están cerrados.