Política

Caso Morrone: “El debate se está convirtiendo en un toma y daca”

Foto-0076La reunión especial de la Comisión de Legislación convocada el viernes, para continuar debatiendo el caso Morrone antes de pasar a cuarto intermedio, resolvió elevar a través de la Presidencia del Concejo Deliberante, una pretensión declarativa de certeza dirigida al Juzgado en lo Contencioso Administrativo.

De este modo se incorpora al culebrón institucional dicho órgano judicial, que tiene la potestad de hacer una interpretación de la normativa, para que indique cuál es el procedimiento administrativo a seguir en los casos que se incorporen concejales suplentes en los términos de lo establecido en el Reglamento Interno del HCD y en la Ley Orgánica de las Municipalidades.

Asimismo, se acordó citar al Concejal Nicolás Maiorano, quien presidía el Cuerpo al momento de producirse el pedido de licencia por parte del Concejal Abad, para preguntarle cuales fueron los criterios que empleó o que interpretación hizo de la Ley, para autorizar un reemplazo que el interbloque AM- FPV insisten en sostener que no correspondía, “porque salteaba en la lista a la Sra. Morrone”.

La tediosa y áspera discusión, profusa en chicanas, se extendería por espacio de dos horas y media. Durante las cuales se expusieron diversas mociones, insistiendo vanamente el edil de Agrupación Atlántica José Reinaldo Cano, que el entuerto se zanjara con una disculpa de la UCR y el reconocimiento de haber actuado con ligereza. Pero el oficialismo y su aliado político bloquearon esta salida al atolladero institucional, trasuntando la intención de seguir agregándole capítulos al culebrón hasta las elecciones de agosto.

Por lo cual el concejal atlántico tomaría la determinación a título personal de no participar más de los reuniones convocadas al efecto de tratar el caso Morrone, fundamentando su decisión en el hecho de que los debates “se están convirtiendo en un tome y daca, donde estamos al límite de faltarnos el respeto a nivel personal y me parece que se está excediendo de los límites razonables del tratamiento. Tampoco veo posible el consenso. No quiero juzgar a nadie y me parece que aquí estamos entrando en ese terreno. Yo simplemente quiero que esto lo superemos y podamos seguir trabajando en lo que corresponda”.

De este modo, el edil atlántico se autoexcluyó de un diálogo de sordos, que proseguiría sin horizonte de entendimiento alguno. El oficialismo siguió batiendo el parche sobre lo mismo.

El edil de Acción Marplatense Fernando Gauna insistió en que “evidentemente se ha violentado la voluntad popular porque se está reemplazando a quien legítimamente correspondería, sin que esto implique un pedido de licencia de la concejal Morrone, que a nuestro criterio ha sido concejal, durante estas tres oportunidades, porque el reemplazo lo dice la Ley Orgánica es automático”.

A renglón seguido mocionó “dejar sin efecto el artículo 2º de cada uno de los decretos que es el reemplazo, no la licencia del concejal titular, porque el reemplazo ha sido manifiestamente ilegal o irregular. Y, en ese marco, pediríamos al bloque de la UCR que el Sr. Quevedo devuelva el dinero percibido durante esas tres licencias, aunque no sé si la tercera se la liquidaron los otros dos seguros. También entendemos que la actitud de la Presidenta del bloque radical merece una sanción por parte de este Cuerpo y, en este caso, vamos a proponer una amonestación porque se ha cometido una falta a la verdad y una falta grave que supone la violación al voto popular y el reemplazo irregular de un concejal. Dentro de esta propuesta pedimos, además, citar al concejal Maiorano a la comisión”.

Por su parte, la presidenta de la bancada radical Cristina Coria replicaría que “se viola la voluntad popular cuando se compran concejales, cuando alguien que ha sido elegido para ser oposición de una gestión, de una forma casi mágica pasa a ser acérrimo defensor de esa gestión”.

Y rebatiría: “el tema de la amonestación es lo que ustedes están haciendo todo el tiempo, la búsqueda del daño político, saben que no tiene ni fundamentación ni consecuencia tampoco. Una vez más Acción Marplatense traspasa los límites, mienten e instalan normativas inexistentes y casos que no están. Porque lo que está escrito no avala lo que ustedes están planteando, el informe del Procurador es claro. Ni siquiera dice que hubo liviandad en el procedimiento utilizado, dice que podría presumirse y ustedes en base a eso hacen toda una elucubración de que nosotros hicimos maniobras para violentar el voto popular”.

Roberto Latino Rodríguez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*