Política

¿Caso Ciccone cajoneado? Más de tres años y Boudou sigue sin fecha de juicio

Pasaron dos años y medio desde que el juez federal Ariel Lijo procesó al por entonces vicepresidente, Amado Boudou, y el juicio oral sigue sin llegar. Corría el 27 de junio del 2014 cuando el magistrado cerró la investigación de instrucción y acusó por “cohecho pasivo y negociaciones incompatibles” -que contempla penas de hasta 6 años de prisión- al segundo de Cristina Fernández de Kirchner.

Sin embargo, el tiempo parece haberse frenado en el avance de la causa. En junio pasado, el juez Lijo dio por acreditado que Boudou, y su amigo José María Núñez Carmona, adquirieron Ciccone mientras el ex vicepresidente se desempeñaba como ministro de Economía.

Mientras tanto, el ex vicepresidente busca ganar tiempo. Días atrás, la Oficina Anticorrupción (OA), en su condición de querellante, solicitó que se rechacen los pedidos de nulidad de la elevación a juicio oral por parte de Boudou, los empresarios José María Nuñez Carmona y Alejandro Vandenbroele y el exjefe de Asesores de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Rafael Resnick Brenner. Los pedidos de nulidad interpuestos por la defensa de los acusados en la causa Ciccone les dieron aire para mantener a distancia el juicio oral.

A Boudou se lo investiga por haberse quedado con el 70% de Ciccone Calcográfica, la única imprenta nacional capaz de imprimir papel moneda. Su objetivo final era quedarse con la firma para obtener contratos con el Estado. En la causa, se considera que Boudou no sólo intervino presenciando reuniones en las que se negoció la venta de la imprenta, sino que también dio su recomendación personal a la AFIP para que apruebe un plan de pagos extraordinario para la firma.

Para hacerse con la empresa de los hermanos Ciccone, utilizó la sociedad The Old Fund, que manejaba Alejandro Vandenbroele, su presunto testaferro. En las negociaciones con los dueños de Ciccone, que estaba en serios problemas económicos, tuvo un rol fundamental el amigo de Boudou José María Núñez Carmona, “Nariga”. Todos son investigados con el ex vicepresidente en la causa.

Otros actores conocidos

El caso Ciccone involucró no sólo a la política local, sino al empresariado argentino. Jorge Brito es uno de los nombres más afectados por esta causa, sospechado de financiador de la compra de Ciccone Calcográfica por parte de Vandenbroele. Meses atrás, se vio obligado visitar los pasillos de Comodor Py para prestar declaración testimonial ante el fiscal Jorge Di Lello.

Según publicó Clarín en septiembre pasado, cuando fue interrogado sobre el vínculo entre la Cooperativa de Crédito Marítima LTDA y su banco, Brito respondió: “Yo la conocí a partir de notas periodísticas y a partir de ahí averigüé si era cliente del banco, lo que efectivamente es así”. Entre julio del 2011 y marzo del 2012, esa financiera giró $30 millones a The Old Fund.

Además de integrantes de la familia Ciccone, nombres como Máximo Eduardo Lanusse y Carlos Adrián Calvo López, también fueron apareciendo en distintos tramos del expediente, en una operación que todavía sigue en un estado vegetativo.

2 Comentarios

  1. Preso ya .

  2. Superan la vergüenza y se convierten en actos violentos, tanto las sucias maniobras como la Justicia Nacional que x inactiva parece connivente. Es tan insignificante que un Ministro Nacional ( y por orden de un Presidente) , luego Vicepresidente de la Nación haya querido fabricar billetes para hundirnos definitivame a todos???? Nos parece como Pueblo una estupidez que no exigimos Justicia? El tipo suelto, boludeando como siempre, invirtiendo rápido x las dudas….. Somos ovejas y dormidas…. Un verdadero ladrón x donde pasó.