Ciudad

Buscan regularizar a choripaneros para que trabajen en la vía pública

chori-2Desde un primer momento y ante la queja de los choripaneros frente al Palacio Municipal, Carlos Arroyo, antes de asumir como intendente, prometió a los vendedores de choripanes que se manifestaron durante días que se encargaría de sus necesidades regularizando la actividad.

Por su parte, el Concejal del Bloque Agrupación Atlántica + Pro, Javier Alconada Zambosco, elevó un proyecto de ordenanza que regula la comercialización de productos en base a carne vacuna y/o porcina en puestos de venta en la vía pública.

En lo que respecta al proyecto, aseguró que “busca generar nuevas fuentes de trabajo legítimas, enalteciendo a todos aquellos que las ejercen”.

Luego de varias reuniones con representantes del sector de Bromatología e Inspección General, se logró un consenso respecto de la implementación de los carros en los cuales se elaborarán los productos a venderse, cumpliendo todas las normas en materia de seguridad, higiene, salud, medio ambiente y respetando además el Código Alimentario Argentino.

Asimismo, aclara que “el permiso será de carácter personal, intransferible y precario y además tendrá la duración de un año, debiendo ser tramitado en la Dirección de Inspección General a los fines de quedar inscripto en un registro que se deberá llevar a esos efectos”.

2 Comentarios

  1. No. Comida en la vía pública no. Sabemos por experiencia que el control no se realiza ajustadamente y eso si que será un problema de salud a corto plazo, porque la mercadería, su mantenimiento conforme a normas de alimentación y su tratamiento pre cocción, no podrán seguirse, ya que los carritos deben tener una serie de elementos que sin duda , son de elevado costo, difícil para ser solventados por los choripaneros.

  2. En los principales centros turísticos del mundo se expenden alimentos en la vía pública. No veo por qué aquí no se puede.
    Amigos míos se han intoxicado por comer en conocidos restaurantes del centro, y yo en un bodegón del puerto, donde se supone hay controles. Pero esos controles jamás se hicieron. Ni se hacen en la actualidad.
    Hace cinco años tuve una diarrea espantosa por comer helados en una esquina de la avda. Constitución. Hice la denuncia en Bromatología y no pasó nada.
    Lo que pasa es que es más fácil fingir actividad oficial aprovechándose de esa pobre gente pese a que está dispuesta a ajustarse a una regulación.
    Que alguien me diga, respecto de los choripaneros, cuántos casos de decomiso de comida en mal estado, contaminada con bacterias y tóxicos, se han registrado en nuestra ciudad en por lo menos los últimos 30 años. Aclaro que si hubo secuestros de alimentos fue por cuestiones de papelería, como falta de habilitación, pago de tasas e impuestos, falta de permisos y el no pago de coimas.
    Dejen trabajar a los choripaneros y pancheros en paz.