Política

Boudou responsabilizó a ceremonial por la organización de dos viajes sospechosos

0013935832Cinco días después de dejar la vicepresidencia, el marplatense Amado Boudou volvió a Comodoro Py. El ahora ex titular del Senado llegó a las 9 de la mañana para presentarse ante el juez Norberto Oyarbide, quien lo indagó por la causa que lo investiga por presuntas dádivas por haber utilizado aviones y helicópteros privados para viajar. Lo acompañó su abogado, Eduardo Durañona.

El magistrado investiga el viaje en helicóptero que el entonces vicepresidente realizó hasta la localidad de Mercedes, además del vuelo en el avión privado de la empresa Alas del Fin del Mundo SRL que lo llevó al municipio de Necochea. Desde ese lugar se desplazó luego a un acto en el Parque Lilio en un helicóptero de la Ecodyma, empresa contratista del Estado.

Durante la indagatoria, Boudou se declaró inocente y responsabilizó al área de ceremonial por la organización de los viajes. Por ejemplo, sobre su traslado a Necochea, puntualizó que se lo notificaron con “muy pocos días de anticipación” y no existió tiempo material para “la preparación del viaje”. “¿Cuál es la injerencia suya en la logística del viaje?”, le preguntó su abogado. “Prácticamente nula”, replicó el ex vicepresidente de la Nación.

“Hay distintas áreas encargadas de organizar los viajes. Por ejemplo, el área de seguridad tiene su propia lógica de toma de decisiones. El área de traslado y ceremonial también tiene su propia lógica de toma de decisiones. Muchas veces, inclusive, es alterada sobre la marcha. Por ejemplo, en gran parte de las oportunidades, los ceremoniales locales, es decir, al lugar donde uno arriba, tienen distintos niveles de control y de decisiones”, repasó.

Cuando lo citaron a declarar, Marcelo Juan Scaramellini, director de Ecodyma que hizo de piloto en uno de los traslados de Boudou, dijo que el viaje no fue pagado, sino que fue sólo “una gauchada” que le pidió el entonces intendente de Necochea, Horacio Tellechea, piloto que trasladó a Boudou.

Un día después de que Boudou dejara el poder, el juez Ariel Lijo le prohibió salir del país como parte del caso que investiga la transferencia irregular de la imprenta de billetes de la ex Ciccone.

Si quiere viajar al exterior, el ex ministro de Economía deberá presentarse ante el magistrado y pedirle permiso. La medida equiparó su situación con la de su presunto testaferro, Alejandro Vandenbroele; su amigo José Núñez Carmona y el resto de los imputados en la investigación.

Infobae

Los comentarios están cerrados.