Política

Bordaisco presentó un paquete de medidas para la preservación del medioambiente

El concejal de Cambiemos, Ariel Martínez Bordaisco, elevó al presidente del Concejo Deliberante una serie de medidas que apuntan a la preservación del ambiente y que incluyen, entre otras acciones, la creación de un programa específico para las denuncias de hechos que dañen la calidad medioambiental.

blank

Bordaisco es autor del proyecto que propicia la creación del programa “Alerta Ambiental” en el marco del Ente Municipal de Servicios Urbanos (EMSUR) y que tendrá como objetivo “la apertura de diferentes canales destinados a que los ciudadanos puedan informar ágilmente y de forma simple y gratuita diferentes hechos lesivos del ambiente de los que tomen conocimiento”. La propuesta solicita, además, la elaboración de una aplicación para celulares, denominada “Alerta ambiental – MGP”, con la que los vecinos podrán informar disposición inadecuada de residuos, quemas a cielo abierto, vertido de aguas servidas, daños o destrucción de ejemplares del arbolado público urbano y de reservas naturales, caza, comercialización y daño a ejemplares de la fauna silvestre autóctona, entre otros actos dañosos para el ambiente.

 

Al respecto, Bordaisco resaltó: “Creo que es importante canalizar una creciente conciencia que existe en la población sobre que es imprescindible cuidar el ambiente entre todos. Es una buena noticia que cada vez más gente se involucre, denuncie y actúe cuando ve situaciones que atentan contra la salud y los espacios públicos. Ya no hay una demanda pasiva al Estado para que resuelva, sino que los vecinos se movilizan con acciones concretas. Por eso es importante agilizar el mecanismo para peticionar al Estado y canalizar las demandas para acercar la solución definitiva.”

 

Por otro lado, junto al concejal de Sumar, Santiago Bonifatti, Bordaisco rubricó un proyecto de ordenanza que propicia la reducción paulatina de la utilización de sorbetes y vasos de plástico o similares por parte de comercios que operen dentro del Partido de General Pueyrredon, hasta alcanzar la prohibición de su comercialización a partir del 1 de mayo de 2019.

 

“Los sorbetes son el cuarto desecho plástico más común en las costas y océanos, y pueden tardar entre 150 y 1.000 años en descomponerse. Por eso debemos acelerar los tiempos para que nuestra ciudad cuente con una legislación que regule esto, porque afecta decididamente la calidad de nuestras playas y de la salud pública. Ciudades vecinas como Pinamar y Villa Gesell han iniciado por medio de ordenanzas un camino para eliminar la utilización de sorbetes, vasos descartables y bolsas, y por eso nosotros debemos sumarnos rápidamente al trabajo que vienen realizando y, a su vez, impulsar al resto de las ciudades costeras de la provincia de Buenos Aires a que controlen este tipo de materiales que, aunque parezcan inofensivos e irrelevantes, causan un daño ambiental severo”, concluyó Bordaisco.

 

Estas medidas se suman a una iniciativa anterior, ya aprobada por el Concejo, que ya está en etapa de implementación por parte del Ejecutivo, que apunta a la generación de espacios para la construcción de conocimiento ambiental con alumnos de colegios municipales: “La cuestión ambiental es un tema prioritario en todas las grandes ciudades del mundo y por eso hay que abordarlo en toda su complejidad, con medidas concretas e integrales”, finalizó Bordaisco.

Los comentarios están cerrados.