Política

Baja temporada alta: la hora Sol faltó a la cita y el consumo también

El 30 de enero a las 20.44 se quebró el récord de consumo eléctrico en la ciudad, con un registro de 292,5 MW, 1 % más que en 2016 (289 MW). Esa misma jornada tuvo una sensación térmica de 37 º. Es el único dato confiable de todo el verano, todo lo demás son aproximaciones, sensaciones y porcentajes que varían según la actividad. Con sólo 13 días de Sol, con temperaturas que no superaron los 30 º no puede ser exitosa ninguna temporada balnearia. Y hay que empezar con la verdad. Consumido Enero, lo que restó es disminuir las pérdidas. Y febrero no ayudó, es un mes más lluvioso, con temperaturas que no trepan los 30 º y mucho menos en días consecutivos. Es un réquiem, lo de carnavales y Semana Santa, hace menos dura la caída, amortigua el aterrizaje.

¿Vino gente o no vino gente? ¿Más o menos que el año pasado? Es un debate absolutamente parcial, no significa demasiado que venga mucha gente, porque no es proporcional respecto al gasto “per cápita” de un turista en vacaciones. Van mudando las modalidades e impactan en la actividad. Navidad y Año Nuevo fueron sábado y domingo, en años anteriores y venideros, este corrimiento de las fiestas, abre o estira la temporada alta. El inicio fue más remolón. Inciden los anuncios climáticos, en especial en medianas y cortas distancias, que con pronósticos de jornadas de playas justifican moverse 500 kilómetros promedio.

Hubo mucha gente que prefirió alzar sus equipajes para evitar el gasto de un taxi por 10 o 20 cuadras y los postres definitivamente casi ya no existen en la adición. Volvieron los 3 y 4 días “a full”, algunos repiten enero y febrero, y si no optan por uno u otro. El poder adquisitivo no acompaña la necesidad de las vacaciones en el mar y lo que es peor Mar del Plata no se ha preocupado por competir. Tres presidentes del Ente Municipal en un año, no es el mejor reflejo para revertir una situación cuya tendencia año tras año no deja lugar, para ser optimistas ni fijar expectativas altas. Es lo que hay.

La cara de la corrupción de Scioli en Mar del Plata

Pero políticamente es incorrecto, hablar de una temporada mala o de fracaso, entonces surgió la maldita ola naranja que nos pintó una Mar del Plata brillante, que sólo existía en los títulos del único matutino local, un aliado y socio oficialista. Los negocios funcionaban alrededor de sus emprendimientos para los cuales había asistencia, con sus operadores políticos como el impresentable Manino Iriat (al que se le acabaron las vaquillonas con cuero) Acá hasta la Fiesta Nacional de los Pescadores se ha convertido en una estafa, y sólo basta con observar por la TV pública los festivales del interior del país.

Alguien debe tener que rendir cuentas de lo que se hizo con el fondo de promoción turística, ¿a quién benefició? ¿A qué se destinó? Hay miles de puestos de trabajo que se perdieron. No vienen más figuras artísticas internacionales, prácticamente no existen las promociones comerciales que inundaban la ciudad. Mar del Plata no es objeto de ataque ni de Punta del Este ni de Clarín ni de La Nación, sólo que existe una troupe de mediocres que intenta resolver sus fracasos edificando teorías conspirativas. Al contrario, los medios de todo el país informan sobre lo que ocurre en temporada alta en Mar del Plata. ¡¡¡La promocionan!!! Y si hay un asesinato, se da a conocer, si nos invaden los punguistas y los trapitos, es porque los dejan.

A la gente que nos visita se le falta el respeto, no hay ofertas nuevas, todo es chato.  La inseguridad, la desocupación, el trabajo en negro, los asentamientos, el tránsito vehicular es un caos, ir a La Peatonal un riesgo, hay una mugre espantosa, nunca la ciudad estuvo tan sucia a pesar de pagar $ 1.000.000.000 por año.

Yankelevich categórico: “Elijo Carlos Paz antes que Mar del Plata”

Afortunadamente hay excepciones, empresarios y comerciantes que apuestan y desafían con su riesgo y no tienen la necesidad de competir en forma desleal con una corporación como la de los gastronómicos de Luis Barrionuevo, que tiene poder de policía sobre sus competidores, esta ciudad lo permite.

Mar del Plata ha dejado de ser una ciudad amigable y ha perdido turistas. Mar del Plata todo el año y Mar del Plata 12 meses sólo slogans de dudosa creatividad. El kirchnerismo dejó aislada totalmente la ciudad por vía ferroviaria y portuaria, y terrestre parcialmente debido a la intransitable Ruta 88, acceso ineludible desde el Sur del país. Muy malas condiciones de la Ruta 11 y la autovía Juan Manuel Fangio con tramos de asfalto que parecen caminos rurales.

Además se brindaron datos que no son reales, sino parciales o sujetos afines por extensión a las pretensiones de Daniel Scioli. El responsable de Turismo, Ignacio Crotto, insólitamente logró continuidad en el gobierno de María Eugenia Vidal. Fue Crotto, el que dibujaba las estadísticas de Turismo que dejaron de ser facultad del EMTUR, desde el 2006 a la fecha.

No es para nada atribuible a CAMBIEMOS, lo que se experimenta en el verano 2016/17. No se podía esperar nada de un año dedicado a reconstruir la fidelidad de las unidades de medida. A partir de la destrucción del INDEC, de la moneda y de las reglas básicas de la economía (que no han sido totalmente recuperadas), la transición es el alto precio que cobra víctimas a lo largo y a lo ancho del país: la temporada alta bonaerense fue una de ellas.

¿Macri nombraría a Boudou en La Casa de la Moneda?

Por qué habrían de llegar turistas a nuestras playas, si hay demoras de argentinos con kilómetros y kilómetros de cola, que esperan días para entrar a Chile, Paraguay, Uruguay y Brasil. Entre otras razones para disfrutar del mar, y en otras, en tours de compras que se organizan desde todo el país. La recuperación de la economía es muy delicada, porque además hay variantes que responden a patrones internacionales, y también nos dejaron aislados del mundo, excepto de Venezuela, Cuba e Irán.

Obviamente, si nos arrastran con los números de la UCIP, la pseudo fundación CEPES, los taxistas sindicalizados por la familia Cirone y La Capital, funcional multimedios K, las conclusiones adquieren ribetes de catástrofe. El ex director de Turismo, Pablo Fernández Abdala ya migró en 2016, al frente Reciklador en la legislatura bonaerense. Un adelantado en la fuga.

El ex gobernador Daniel Scioli, en su pretensión presidencial destruyó la actividad turística, que se basó y alimentó de los subsidios. Dos viejos zorros de la explotación de la actividad, como Carlos Rottemberg y Javier Faroni, vendieron con anticipación sus teatros. Era inevitable, no había que ser un experto para saber lo que iba a ocurrir. ¿Qué es una temporada cauta? Sí, es tomar a la gente por boluda, eso es sin dudas una temporada cauta.

Estalló Tandil: turistas quedaron sin alojamiento

Mar del Plata debe cambiar el perfil de manera urgente, porque ha perdido turistas a manos de otros destinos, no necesariamente internacionales. Se requieren expertos en turismo receptivo, no en políticos que se convierten en administradores de la crisis.

Pero en este cúmulo de errores encadenados, todo el mundo da como cierto que llega el 40 % de los automóviles que pasan por el peaje de Samborombón, cuando deja de contabilizarse más adelante el cruce de Las Armas (km. 100 de la autovía) hay rutas asfaltadas a Pinamar, Villa Gesell, Cariló, Mar del Pampas, Ostende, Valeria del Mar, y también Tandil que ha agregado el verano como factor estacional aún sin el atractivo del mar.

Jorge Elías Gómez

jgomez@mdphoy.com

Los comentarios están cerrados.