Deportes

Bahía Basket se aprovechó del pésimo momento de Quilmes

unnamed__1__w8Ni el más pesimista de los hinchas de Quilmes hubieran imaginado algo similar, una derrota más que lo ubican en el último lugar de la tabla y sin poder ganar en seis presentaciones. Esta vez el verdugo fue Bahía Basket y en Mar del Plata, un 81 a 74 que marca no solo el escaso personal con el que cuenta Leandro Ramella, sino la irregularidad de un equipo que sin dudas necesita una brújula.

El goleador del partido una vez más fue Walter Baxley, el extranjero del elenco marplatense anotó 23 puntos y aportó 9 rebotes, sin embargo no fueron suficientes para quedarse con el encuentro. En el conjunto vencedor se destacó Lucio Redivo, no sólo por sus 21 tantos, sino porque fue determinante en el momento justo para quebrar un juego de desarrollo muy parejo.

La visita le sacó provecho a una precisa defensa a la línea de pases de Quilmes, y le complicó de arranque las chances de ataque, y con un acertado Tayron Thomas (6) sacó la primera diferencia del partido. Pero rápidamente el juego quedó “estancado” por ofensivas trabadas y desprolijas. Bahía cayó en una sequía de varios minutos y le permitió al Tricolor levantar cabeza.

Un triple de Fernando Calvi y una gran acción de Tayavek Gallizzi le permitieron al “Cervecero” pasar al frente (10-9) y cambiar el dominio del partido. Con una defensa  firme, ató a su rival y le bajó a 33 el porcentaje de tiros de campo. Las acciones ofensivas rápidas y de contra le permitieron cerrar el primer cuarto arriba 19 a 15.

El tiro perimetral dio inicio al segundo capítulo, ambos equipos hicieron uso y abuso pero Weber Bahía sacó un poco más de provecho, con dos de Lucio Redivo se puso a tiro en el marcador (26-24).

El duelo se tornó más parejo y hasta intenso, producto de dos defensas más rudas. Los bahienses no le perdieron pisada a su adversario y se hizo más aguerrida cada acción de juego. Pero el “Tricolor” logró capitalizar las segundas chances en sus ataques (9 rebotes ofensivos y 12 puntos) y así cerró mejor el primer tiempo con un tablero a su favor por tres tantos (39-36).

Un doble de Gastón Whelan y un libre de Thomas igualaron el marcador en el comienzo del tercer cuarto. Quilmes falló cuatro ofensivas seguidas y le cedió el mando a Bahía. Hasta que se le volvió a abrir el aro a Cequeira, un envío de él más uno de Romero en la pintura le devolvieron el liderazgo a los de Mar del Plata (43-41), para hacer de cada situación una chance para cualquiera de los dos equipos.

Un gran parcial de Lucio Redivo fue la diferencia en el capítulo, autor de ocho puntos en el segmento, logró quebrar una tremenda paridad, producto de innumerables errores y pérdidas de ambos bandos, para cerrarlo arriba 58 a 52 a favor de la visita.

Máximo Fjellerup interceptó un pase de Cequeira y asistió inmediatamente a Redivo para un tiro desde la línea de los 6,75 que estiró a ocho de distancia en el inicio de los últimos diez minutos de partido. La respuesta marplatense no tardó en llegar y Quilmes logró arrimar a través de un oportuno Walter Baxley, que con dos ofensivas consecutivas obligó a Sebastián Ginóbili a pedir minuto (64-61).

El tiempo muerto surtió efecto, Bahía logró estirar una ventaja  apoyado en la muñeca de Whelan y los puntos de Jamaal Levy. Pero Quilmes no se dio por vencido, e insistió en descontar con alguna arremetida de Baxley o un salto entre grandotes de Romero, pero sin la intensidad suficiente (75-68).

El “Cervecero” se quedó en intenciones, sin herramientas para remontar el resultado y Weber Bahía, con muy poco, logró cerrar una nueva victoria 81 a 74, la quinta en esta nueva temporada de Liga Nacional, mientras que Quilmes se quedó con el sabor amargo de sumar su primer triunfo en la competición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*