Ciudad

Autorizan dos fiestas electrónicas; empresarios abonarán $350 mil para pagar personal municipal

Como se informó en la noche del miércoles, el intendente Carlos Arroyo autorizó la realización de dos nuevas fiestas electrónicas en el Parador Destino Arena y Parador Mute “siempre y cuando se cumplan, con antelación al evento y antes del día viernes a las 15, todos los requisitos de seguridad y prevención”, aclaró. Cabe destacar que ambos eventos no podrán superar el límite de 16 mil asistentes y se solicitaron más requisitos.

El acta fue firmada por el secretario de Gobierno, Alejandro Vicente, el secretario de Salud, Dr. Gustavo Blanco, el presidente de la firma Comercializadora Drims S.A. (Parador Destino Arena), Nicolás Dembicki, y el socio gerente de la firma El Viento  Los Amontona S.R.L. (Parador Mute), Ariel Gambini.

“Queremos que la ciudad tenga sus atractivos como sucede con el fútbol, los teatros y todo lo demás. Pero siempre dentro de los parámetros de seguridad lógicos”, dijo el jefe comunal.

En tal sentido agregó: “quiero destacar el trabajo de los equipos del municipio de gobierno, salud, inspección general y desarrollo social quienes vienen trabajando con mucha responsabilidad con los empresarios. Ellos, anoche, firmaron el acto en donde les pedimos que aumenten los pedidos en salud y seguridad como así también un contador de personas para tener un control en el número de asistentes. La policía, con todas sus áreas, estarán a disposición de las tareas preventivas tanto viernes como sábado”.

Arroyo “reculó” y habilitó dos nuevas fiestas electrónicas

En virtud de las presentaciones que fueron realizadas con anterioridad a la entrada en vigencia del Decreto 112/2017 por las firmas anteriores, las empresas organizadoras deberán cumplir con una serie de requisitos para la realización de las fiestas electrónicas mencionadas para este viernes y sábado.

Puntualmente, se exige un puesto médico interno en cada evento integrado por tres médicos especialistas en traumas y seis enfermeros con el título de licenciado en enfermería para el caso del Parador Mute y tres, en el caso del Parador Destino Arena. También, botiquines e insumos (suero, tres camillas, desfibrilador, insumos médicos para hidratación, laringoscopio con tubo, entre otros) con las condiciones exigidas por la Secretaría de Salud. Además, las ambulancias deberán contar con tubos de oxígeno con conectores y máscaras: en todos los casos, deberá garantizarse una ambulancia cada 4 mil personas asistentes al evento.

A los organizadores también se les pide contratar servicio de guardia para la eventual asistencia médica en el Hospital Privado de la Comunidad, acreditando dicho recaudo en los plazos y términos ut supra indicados; socorristas; cese de expendio de bebidas alcohólicas a partir de las 4:30; exhibir durante todo el evento, en la puerta de acceso, el contador de ingreso de personas para limitar el ingreso de personas a lo solicitado; corte con video que indique las medidas de seguridad y antidrogas, en el intervalo de cada presentación artística, y no menos de dos proyecciones por evento; acreditar el pago efectuado en Tesorería municipal de los derechos previstos en el artículo 67 y 68 de la Ordenanza Impositiva vigente, con un tope máximo de $350 mil por ambos eventos.

En caso de incumplimiento de cualquiera de las condiciones y exigencias previstas en el acta, la Municipalidad se reserva la potestad indelegable de no permitir la realización del evento y/o de llevar a cabo las acciones de control y constatación de infracciones correspondientes.

En el final del acta, se deja en claro que “únicamente y respecto de los restantes eventos solicitados antes del 10 de enero del 2017 por las empresas firmantes”, la Municipalidad evaluará el mérito y la conveniencia para el otorgamiento de la autorización para la realización de las próximas fiestas.

 

 

 

Los comentarios están cerrados.