Ciudad

Arroyo: “Tendremos una gran temporada”

Quedó oficialmente inaugurada este viernes la temporada estival con la tradicional bendición de las aguas en una ceremonia que tuvo lugar en el Parque San Martín, contando con la presencia del jefe comunal, quien estuvo acompañado por la presidenta del EMTUR, Gabriela Magnoler, y el ministro de Gobierno de la Provincia, Joaquín de la Torre, entre otros funcionarios y ediles.

El consuetudinario ritual de la bendición estuvo a cargo del Vicario General de la Diócesis de Mar del Plata, Gabriel Mestre, en representación del Obispo Antonio Marino.

Imbuido de cierto halo místico acorde con la ocasión, el `hombre del impermeable azul´ en su alocución afirmó que “en esta ciudad se conjugaron todas las bendiciones de Dios, tal vez por eso, el éxito de la ciudad es tan permanente aún contra todos los eventos negativos” y añadió que “debe ser la única ciudad del país que tiene montañas, océano, gente maravillosa y vegetación.

No hay otra que tenga esos recursos, esas cualidades y que pueda ofrecer tanto a un turista dentro de nuestra frontera”.

Acto seguido, el intendente Arroyo auguró “una gran temporada” e impetró a la providencia y parafraseando al cura católico que había impartido la bendición, expresó que “necesitamos trabajo para un pueblo laborioso y que lo único que pide es trabajar en paz. Los invito a todos a trabajar con la mayor de las humildades por el bien de Mar del Plata y de Batán. Un Partido que está haciendo historia en la provincia de Buenos Aires”.

Y concluyó sentenciando en tono mesiánico “esta ciudad está destinada a ser muy posiblemente en algunas décadas más, la más importante del país”.

Los comentarios están cerrados.