Ciudad

Arroyo se comprometió a dar respuestas a vecinos del barrio Nuevo Golf

thumbnail_Foto MGP - Reunion Arroyo Nuevo GolfVecinos de Nuevo Golf se autoconvocaron este martes en el hall municipal, para reclamar la presencia del intendente Carlos Arroyo a fin de plantearle el estado de abandono e inseguridad en que azota a las 800 familias de dicho zona. Al cabo de unas horas el jefe comunal recibió a tres delegados designados por el grupo, quienes expusieron la problemática.

Mario Peralta uno de los referentes del reclamo, informó a mdphoy.com que “el intendente se disculpó por no habernos dado respuesta con antelación y se comunicó con el EMVIAL, resolviéndose al envió de un equipo del Ente al barrio para reparar las calles. Y en cuanto a la inseguridad que nos flagela, agendó una recorrida conjunta con el titular de la Policía Local, Fernando Telpuk”.

Acto seguido, Peralta reportó “en lo que respecta al reclamo vinculado con los talleres de cultura y la puesta en marcha nuevamente del PEBA que son clave para poder contener a la gran cantidad de chicos que tenemos en el barrio, el intendente se comprometió a intervenir y tratar de conseguir los talleres de apoyo escolar y de cultura nuevamente. De modo que quedó planteada la promesa y esperamos que se cumpla”.

El referente vecinal comentó además que “el reclamo se centra en el estado de abandono general del barrio. Hacía varios meses que estamos solicitando una audiencia con el intendente, sin obtener ninguna respuesta hasta el día de hoy en el que fuimos recibidos por Arroyo. También nos dirigimos al delegado del Distrito Descentralizado de la Vieja Usina, donde nos dijeron que no tenían granza ni maquinarias para entrar a nuestro barrio ni a los restantes que se encuentran bajo su jurisdicción”.

En tal sentido agregó que “estamos viviendo prácticamente en el barrio y nos quieren sacar la única línea de transporte público que tenemos que es la 593. Ante lo cual oportunamente salimos con carretillas, picos y palas impidiendo que se suspenda el servicio. El principal problema que tenemos es la falta del mantenimiento de calles y la falta de seguridad porque hay poca presencia policial y pocos patrullajes”.

Por último señaló que “en este momento pasa por el frente de la entrada del barrio un arroyo de 300 metros de largo por 3 metros de ancho que es imposible cruzarlo y anega una de las dos manos de Mario Bravo, que al estar colmada de agua, es tan peligrosa para los peatones como para los automóviles que circulan”.

Roberto Latino Rodríguez

Los comentarios están cerrados.