Política

«Arroyo delegó cuestiones muy importantes que implica una involución de la ciudad»

13872965_307681696251671_3222823925268601675_nAseguró a este medio el presidente de la bloque de concejales del Frente Renovador, Lucas Fiorini. Quien a renglón seguido señaló que “el municipio viene sin rumbo con graves falencias que obviamente no son provocadas por este gobierno sino que se arrastran del anterior, pero la gestión actual no ha sabido llevarlas adelante”.

Asimismo, resaltó que “hay una crisis a la cual se le ha tratado de dar soluciones como las virtuales coordinaciones/intervenciones locales y foráneas, pero la ausencia de respuestas por parte del intendente a los graves problemas que debe afrontar ha hecho que delegue las facultades que son propias de su investidura a sus secretarios, atomizando de esta forma el poder y profundizando la crisis de ausencia de conducción y de rumbo que tiene la ciudad”.

Agregando que “si bien Arroyo fue legítimamente electo, esta es una manera de ir dejándolo solamente para cuestiones figurativas y decorativas porque se han delegado cuestiones muy importantes implicado una involución de la ciudad”.

Fiorini vinculó también la delegación de facultades inherentes a la investidura del jefe comunal con los cuestionamientos sobre los sueldos de los funcionarios políticos en una coyuntura de crisis. “La sensación que tiene el ciudadano en esta coyuntura critica es que los sueldos de los funcionarios políticos son muy elevados para lo que hacen”, consideró el edil massista.

“El problema grave es que solamente hemos tenido una explosión de funcionarios políticos entre amigos y familiares, que paradójicamente es lo mismo que tanto Arroyo como los radicales criticaban de la gestión anterior durante la campaña electoral. Pero lo primero que hicieron al asumir fue pelearse para ver como trataban de ocupar la mayor cantidad de puestos posibles y es como se nombraron más de 120 funcionarios políticos, con sueldos muy altos”, fustigó.

En tal sentido, Fiorini hizo hincapié en que “no hay que entrar en la demagogia de Blanco que plantea la gratuidad de los funcionarios públicos porque solamente podría hacer política el rico o el que se financia de cuestiones non sanctas. Pero es necesario dar un gesto de austeridad respecto a los trabajadores municipales y de la gente frente a un municipio que no está prestando bien los servicios”.

El concejal concluyó considerando que “por lo tanto se tendría que poner un tope razonable a los haberes de los funcionarios equiparándolos con las dietas de los ediles, que al igual que el sueldo del intendente, están reguladas y fijadas por la Ley Orgánica de las Municipalidades en cinco sueldos básicos del empleado municipal de menor escalafón lo que equivale a plata en el bolsillo entre 35 y 40 mil pesos mensuales”.

Roberto Latino Rodríguez

Los comentarios están cerrados.