Política

¿Arroyo comienza el año a puro veto?

Por unanimidad, tras un año y medio de injustificadas dilaciones y solapados prejuicios, el HCD otorgó permiso de uso y ocupación al “Centro de Residentes Bolivianos” local, de un sector de dominio fiscal ubicado en el acceso al Museo José Hernández.

Si bien el voto fue unánime, el arroyismo a través de la concejal atlántica Patricia Leniz, mocionó sin fundamentos que el expediente, que contaba con despacho favorable, volviese a comisión. Lo cual produjo la reacción en cadena del arco opositor que exigió la votación del expediente en forma nominal.

Los ediles del Frente Renovador Cristian Azcona, Lucas Fiorini y Alejandro Carrancio, tomando distancia del resto de las bancadas de la oposición, optaron por acompañar la postura acomodaticia de la abstención, enarbolada por sus pares del arroyismo: Leniz, Guillermo Arroyo, Alconada Zambosco y Patricia Serventich, más los boinas blancas Cristina Coria y Gonzalo Quevedo.

Por su parte, votaron afirmativamente el expediente: Eduardo Abud, Juan Aicega, Santiago Bonifatti, José Cano, Marcelo Fernández, Alejandro Ferro, Marcos Gutiérrez, Nicolás Maiorano, Pablo Vladimir Retamoza, Claudia Rodríguez, Daniel Rodríguez, Mario Rodríguez, Héctor Rosso, Sáenz Saralegui y Balut Tarifa Arenas.

Aumento del boleto: Arroyo vetó modificación propuesta por la UCR

“Es un expediente que venimos discutiendo desde hace más de un año pero no solamente eso sino que hubo un compromiso de la totalidad de los concejales de este Cuerpo cuando fuimos a Sierra de los Padres”, planteó el concejal de AM Héctor Rosso.

Acto seguido, el avezado edil, sostuvo que “todos coincidimos que el Concejo Deliberante sesione en los distintos lugares que componen el Partido de General Pueyrredón, porque in situ uno ve realmente cuales son las necesidades que tienen los barrios. Pero sí eso significa ir a esos lugares a decir lo que quiere escuchar la gente, y cuando volvemos a encerrarnos en Yrigoyen y Luro procedemos de otra manera, no cuenten más conmigo porque mi vocación no es mentirle a los vecinos”.

Asimismo, la curul radical Cristina Coria, sinceró que “siempre he planteado mis objeciones con todos los temas donde estamos implicando la cesión de tierras municipales, mi planteo fue siempre el mismo, no tiene que ver con ninguna mala disposición. Pero nunca le he dicho a nadie que iba a acompañar esto y he tenido una postura clara”.

Pero más allá del sinceramiento de Coria, cabe también destacar que el presidente del Cuerpo, Guillermo Sáenz Saralegui, con su voto positivo, se diferenció de sus opacos pares de bancada. Quienes preocupados en no irritar al jefe comunal, quedaron envueltos en un papelón.

De esta forma dejaron flotando en el recinto además de un velado tufillo a prejuicio, el interrogante sobre la decisión final que adoptará Arroyo cuando el expediente este en sus manos.

“La frontera sigue siendo un colador, por donde entra cualquiera de cualquier país por cualquier cosa, todos de la misma nacionalidad y son expertos en cultivar coca, por ejemplo. Y no quiero nombrar al país por no empezar a hacer distinciones, pero usted se imagina”, parte de las desafortunadas declaraciones del `hombre del impermeable azul´ como candidato de Cambiemos, que en su momento desataron una polémica y la silenciosa abstención de los ediles más cercanos al intendente abrieron el signo de interrogación, que quedó como remanente de una sesión que fue calificada como “un mamarracho”.

Roberto Latino Rodríguez

Los comentarios están cerrados.