Deportes

Alvarado cayó ante Sarmiento de Ayacucho en su tercer amistoso

thumbnail_0A2A1021Con varias ausencias por diferentes lesiones, Alvarado no pudo repetir las actuaciones que tuvo ante América de Pirán y Kimberley y cayó en su tercer amistoso frente a Sarmiento de Ayacucho, otro equipo que disputará el Federal B, por 2 a 1. De todas formas, no es alarmante el resultado y le sirve a Duilio Botella para seguir trabajando en corregir los errores y llegar de la mejor forma al debut ante Agropecuario en Carlos Casares el 21 de agosto.
A los desgarrados Wilson Albarracín y Mauro Beltramella y el contracturado Nicolás Fassino, al igual que ante el «dragón» no pudo formar parte del amistoso Damián Luengo, que trabajó diferenciado para recuperarse de una sobrecarga muscular en el gemelo derecho. Otro que estuvo afuera fue Jonathan La Rosa, también con fatiga, mientras que Sebastián Corti sufrió un fuerte golpe en el tobillo que le duele cuando entra contacto con la pelota, por eso no estuvo en el equipo titular, aunque entró y se sintió bien.
De entrada nomás, sorprendió Sarmiento, que en la primera jugada que tuvo comenzó por el medio y la terminó por la izquierda con la llegada de Pablo Sosa que sacó un zurdazo bárbaro, lejos de la estirada de Rodrigo Barucco. Más allá de eso, el «torito» intentó mantener la tranquilidad y hacerse cargo de la pelota, con Patricio Escott otra vez como el hombre más incisivo de mitad de cancha en adelante y Brian Uribe acompañándolo en el ataque, ya que Joaquín Susvielles tuvo que salir apenas comenzado por una patada en la cara que le produjo intenso sangrado en la nariz.
La primera aproximación del «torito» llegó con una pelota parada que Ramiro Jorge cabeceó y se fue besando el caño derecho de Mataini. La siguiente, a los 10′, fue el empate. En movimiento, Compagnucci metió el centro bajo para Uribe, Quintas falló en el despeje y le quedó por el segundo palo a Francisco Molina que infló la red con un fuerte zurdazo. El encuentro era equilibrado, con pocas situaciones de gol y el «torito» tratando de agarrar confianza con la pelota, pero carente de profundidad.
En ese contexto, luego de una pelota parada, en la segunda jugada, el centro de la derecha agarró a la defensa saliendo y Reynoso, de palomita, cabeceó de pique al piso al palo derecho de Barucco, que nada pudo hacer. Con ese resultado se fueron al descanso, más allá de que Alvarado tuvo ocasiones para igualar, con un frentazo apenas alto de Uribe y un remate de Ezequiel Ceballos que se estrelló en el travesaño.
En el complemento, Duilio Botella mandó a la cancha a Corti, Madrid y Santos, y empezó a rotar el plantel. Los que salieron volvieron a entrar para reemplazar a los que estaban desde un principio y el encuentro no tuvo la misma intensidad. Escott desequilibró permanentemente y, muchas veces, fue cortado con infracción. Uribe preocupó a los defensores, pero no acertó al arco en las que le quedaron.
Sarmiento casi no llegó, salvo un remate desde afuera cerca del final que encontró una buena respuesta de Hernán Álvarez. El final dejó el sinsabor de la derrota, pero no hubo rostros de preocupación. Por el contrario, saben que a veces los resultados adversos sirven para corregir cosas y seguir buscando un funcionamiento más aceitado.

Los comentarios están cerrados.