Política

Alfonsín exige mayor energía en la UCR; reclama más diálogo y acuerdos en CAMBIEMOS

CAMBIEMOS no representa el confort político de Ricardo Alfonsín. Íntimamente se prepara para la confrontación de ideas. Los valores innegociables de la UCR, entiende que no se han respetado en la coalición que ganó las presidenciales de 2015. La falta de un acuerdo programático y falta de mayor profundidad en materia de renovación de jueces, son deudas que se mantienen, según su criterio.

Pero también fue cáustico hacia adentro de la UCR, señalando que no se ha cumplido con las consignas de Gualeguaychú, y reclamó mayor energía desde la conducción de la UCR y actuar sin temores para cumplir con el papel significativo del radicalismo en el sostenimiento de políticas que ha acompañado.

Su línea interna no ha elegido la comodidad de los cargos y hace sentir el descontento que va desde la falta de diálogo como la de la integración de quienes no han formado parte de las bases de CAMBIEMOS. Fue muy claro, siempre en su estilo indirecto, marcó la cancha y precisó sus diferencias fundamentalmente con el ala del PRO.

Tras un año de gestión y después de las dificultades que hubo en el armado de Cambiemos ¿cuál es el balance?

Cambiemos tiene un defecto de nacimiento: no existe un acuerdo programático. Se podría reparar si hubiera vocación y decisión de convocar a un espacio dentro del frente para que cada una de las fuerzas que lo componen pudiera hacer oír su voz a la hora de tomar decisiones muy complejas y difíciles en las que pueden haber puntos de vista diferentes acerca de cómo se pueden resolver los problemas que tenemos.

Lamentablemente este espacio no se ha creado, lo vengo reclamando desde la conformación de Cambiemos y no tengo demasiadas esperanzas en que se conforme el mismo.

Las decisiones que se toman desde el Ejecutivo Nacional porque en el Congreso tenemos una representación muy importante del partido y podemos influir en el ámbito legislativo. Si hubiéramos podido influir en la toma de decisiones por parte del Ejecutivo seguramente se hubieran hecho otras cosas pero no le reprocho al PRO sino a mi propio partido que no se hace cargo de las diferencias.

Hemos conformado un frente entre fuerzas que piensan distinto y la idea fuerza que nos unificó fue la República pero gobernar no es solo resolver los problemas de la República, y la UCR no se ha hecho cargo de las diferencias ha permitido ocultarlas y ha tenido una actitud asustadiza a la hora de marcarlas y aportar a la solución de los problemas.

¿Cómo se posiciona la Unión Cívica Radical de cara a este año electoral?

La estrategia electoral de la UCR en el marco de Cambiemos la va a definir el partido no la van a definir las otras fuerzas del frente ni ningún medio de comunicación o instancia que no sea el radicalismo de la provincia de Buenos Aires. En cada elección están en juego cosas importantes y desde mi punto de vista tenemos que hacer conocer nuestras diferencias a otras fuerzas que integran Cambiemos para que la sociedad pueda recordar que no somos fuerzas políticas que pensamos todos lo mismo.

Las decisiones que se toman respecto de Cambiemos tienen que ser decisiones que se toman entre todos. La primera condición para poder consolidar un espacio político es que cada uno de los miembros se trate con respeto y una exigencia fundamental es consultar,  hablar y participar a todos en esas decisiones. Y el segundo requisito para ampliar las bases de Cambiemos es asegurarnos que las ampliaciones tengan que ver con esa idea fuerza que es la que representa este frente que es la defensa de la República. En la medida en que estas dos condiciones se satisfagan por supuesto.

No juntarnos con cualquiera  parece una alusión demasiado  personal a mí me parece que no tenemos que reunir gente o fuerzas que piensan diferente.

La idea fuerza que unió a las fuerzas que conformamos Cambiemos fue evitar riesgos para la República y esto debía postergar discusiones de otra naturaleza. Pero ya logramos eso, evitamos que ganara el Frente para la Victoria que de haber ocurrido entendíamos que podrían haberse profundizado los riesgos en términos de valores republicanos y democráticos. Ahora es tiempo de tratar de resolver otros problemas a partir de la participación en las decisiones no en los cargos que a mí no me interesan. Se trata de poder participar en la discusión de las decisiones.

¿Coincide con el presidente del Interbloque de Cambiemos Mario Negri quien ha manifestado que “ampliar las bases de Cambiemos no es juntarse con cualquiera”?

Hay una cosa en la que deberíamos ser inflexibles. No deberíamos incorporar a nadie que no esté absoluta y sinceramente comprometido con la defensa de la República, la democracia y la transparencia.

¿La situación de falta de participación que usted está planteando se da de la misma manera en la Provincia como en la Nación?

En la provincia contamos justamente con la provincia. La situación en materia de participación es distinta porque tenemos allí al vicegobernador y contamos con la posibilidad de participar más pero no ocurre lo mismo en el orden nacional y por  eso yo reclamo a mi partido que no actué con temores. Hay que hacerse cargo de la diferencia y cumplir con lo que dijimos en Gualeguaychú. Donde a partir del reconocimiento de que se trataba de un frente  que reúne a fuerzas distintas dijimos que íbamos a señalar nuestras diferencias. Lo cierto es que no lo hemos hecho aunque haya habido voces aisladas como la mía marcando muchas diferencias.

Por ejemplo, ahora que estamos en Mar del Plata puedo decir que critico la continuidad de las políticas relativas a la industria naval que venía aplicando el kirchnerismo y en ese sentido  no se ha modificado nada. Fíjense los astilleros que se han comprado en Israel o lo que han hecho con las licitaciones para los remolcadores de barcos que traen gas de otras partes del mundo. Se siguen comprando barcos en el extranjero que podrían ser construidos en la Argentina. Necesitamos impulsar la industria naval en la Argentina que fue desmantelada durante la década del 90. Ojalá mi partido reclamara ese tipo de cosas. 

¿Cómo se explica al radical todo este proceso económico que se ha vivido en el primer año de gestión?

Se han hecho cosas que hubiera tenido que hacer cualquier partido político, se tenía que salir del cepo porque eso era un freno para la recuperación de la economía, también era una necesidad modificar el tipo de cambio porque  perdían rentabilidad muchísimas actividades productivas en el país. Tratar de recuperar la posibilidad de acceder a mercados para financiar las obras y resolver el problema con los fondos buitre era absolutamente necesario.  Esas cosas había que hacerlas pero otras desde mi punto de vista han sido equivocadas y si se hubieran tomado decisiones diferentes podríamos haber estado un poco mejor de lo que estamos.

Nunca me imaginé que en el 2016 íbamos a estar bien. Creo que allí hubo un exceso de optimismo del gobierno tal vez por falta de experiencia. Yo siempre pensé que iba a ser un año para ordenar la economía y de las tareas de ordenamiento de la economía difícilmente se puedan esperar mejoras importantes. Incluso se podían esperar complicaciones mayores como ha ocurrido. Por eso el gobierno ha tenido que tomar algunas decisiones que no pensaba tomar y que fueron correctas para paliar las consecuencias sociales de la tarea de reordenamiento de la economía.

Espero que a partir de ahora el partido pueda influir más porque de lo contrario incumpliríamos nuestro compromiso de Gualeguaychú. Somos un partido político es decir un conjunto de ideas y yo lo que quiero es defender las ideas de la Unión Cívica Radical. Pero no porque pertenezcan al partido donde milito sino porque creo que son las que mejor pueden resolver los problemas de los argentinos. Hay muchos casos que podría mencionar, algunos más simbólicos y otros con consecuencias más concretas que si la UCR se hubiera hecho escuchar El que tiene miedo de marcar diferencias que se dedique a otra cosa no a la política.

Los temas más relevantes en los que ustedes podían haber puesto los puntos sobre las íes

Las tarifas… y los pusimos. Lo dije en su momento, que no salga en los medios de comunicación como Clarín o La Nación no me extraña porque a veces da la sensación que los medios son los que deciden candidatos…pero dije que no podemos pedirle a la sociedad paciencia que su problema no se podía resolver de la noche a la mañana y pretender resolver sí los problemas de las empresas. Las tarifas fue un error y finalmente la justicia tuvo que intervenir y podíamos haber ahorrado todos esos inconvenientes, si la UCR hubiera hecho escuchar su voz, no la hizo escuchar, deberíamos haber pedido también rendición de cuentas a las empresas concesionarias ya que hemos transparentado las tarifas, lo que no han hecho es transparentar la relación contractual de dichas empresas. Quiero saber cómo ciudadano ya que contábamos antes con un estado que no controlaba y que decíamos que era corrupto quiero saber que hicieron y que pasó con todos esos subsidios miles de millones de dólares que recibieron empresas concesionarias, si efectivamente no les alcanzaba para hacer las inversiones o si ocurrió algo parecido a lo que pasó con el tren Sarmiento, cuyos subsidios se lo llevaban para hacer inversiones en Miami, con el dólar futuro.

¿Cuál es su posición en lo que respecta a la baja de edad de imputabilidad que maneja el gobierno?

No sabemos cuál es el proyecto, lo que ha trascendido en los medios de comunicación es que están debatiendo y ni siquiera dentro del gobierno hay coincidencia con lo que hay que hacer. Se está trabajando en un proyecto que tuvo media sanción en el Senado y puede ser que haya cosas para corregir pasado unos años.

Por mi parte, no voy a acompañar ninguna modificación a la ley para sintonizar con una demanda que desde mi punto de vista está equivocada, que pueda vulnerar derechos de los menores, tratados internacionales. Si no se fija la ley como propósito fundamental además de proteger a la sociedad, garantizar que las medidas que se toman asegurarán la rehabilitación, resocialización y la reeducación de aquellos chicos que por haber nacido en situaciones de marginación no han podido socializarse, no vayamos a hacer lo mismo que con Blumberg.

¿Cuál es la evolución dentro del Poder Judicial, otro aspecto básico de la República, en este último año?

Teníamos una gran desconfianza en los jueces y que habían estado en su función hace años y son los mismos. No creo que el comportamiento independiente, dependa de la calidad personal de los magistrados, sino que dependen de las instituciones y con el actual Consejo de la Magistratura no podemos decir que estamos frente a un Consejo que está diseñado para que los jueces no puedan ser presionados desde distancias ajenas a la justicia. Así que creo que hay que modificarlo, no sé porque mi propio partido no ha reclamado nada.

Se acaban de conocer declaraciones del presidente electo de los EEUU a una semana de tomar el cargo, diciendo que Argentina será un eje fundamental, ¿eso es para tranquilizarse o para inquietarse?

Más allá de la Argentina a mí me preocupa mucho lo que está pasando en el mundo y lo que puede suceder con el liderazgo de Donald Trump, desde el principal país desde el punto de vista militar y económico que existe, liderazgos parecidos hay en otras partes de Europa que tienen que tienen que ver con que el neoliberalismo no ha podido cumplir con ninguna de las dos promesas que hizo cuando empezó a aplicarse en la década de los 80 a nivel internacional: mejorar el crecimiento económico y lograr mayores niveles de crecimiento. Lo cierto es que si uno compara los 30 años de economía mundial posteriores a la segunda guerra en lo que se declara una política social demócrata, ahora el propio Fondo Monetario Internacional dice que en esos tiempos creció más la economía mundial que lo que lo hizo en los 80´ en los 30 años posteriores a los que se aplicó la política neoliberal.

La segunda ilusión en la que se afirmaba las políticas neoliberales era la mejor distribución del ingreso y se iban a beneficiar más si la política se retiraba de un aspecto tan importante como la economía y la desigualdad es cada vez más grande como el desempleo.

3 Comentarios

  1. Jjejejejejejjejejejejejejeje … pobre Ricardito …

  2. Energía no. Por favor que trabajen por Dios, que trabajen para la comunidad toda sin distinción. Son muy hábiles en la palabra, y en la fotos cotidianas de puro cine, pero en el trabajo y conocimientos, lo peor de lo peor, no lo digo yo, lo dice la historia en los escritos de los libros y comentarios que leemos a diario por decenios de vida. Algo mas ?

  3. Muy claro Sr.Daniel aparte, tiene que poner lo q hay que poner arriba de la mesa,no puede ser que CAMBIEMOS , en MDP no cambió nada, los principales puestos ESTRATÉGICOS Y ELEMENTALES del gabinete estén ocupados por los K y sigan haciendo de las suyas y el RADICALISMO NO DIGA NADA!! NO SÉ MUCHACHOS YA PASARON LAS INTERNAS AHORA A CAMBIAR LO QUE ESTÁ MAL!!!UDS SON CAMBIEMOS!!!!CAMBIEMOSSSSS!!!!!