Deportes, Fútbol

Aldosivi perdió una gran chance para despegarse de los puestos de descenso

Con goles de Pittón, Gaich y Oscar Romero, el Ciclón vuelve al triunfo frente al Tiburón en “La Feliz” por 3 a 1. Descontó Bertoglio.

blank
Bruno Pittón anotó el primero de San Lorenzo. Foto: Télam

San Lorenzo se recuperó. Después del affaire de los hermanos Romero en Córdoba. Después de la derrota ante Racing y el posterior alejamiento de Diego Monarriz. Con el estreno de Hugo Tocalli y Leandro Romagnoli como técnicos interinos. El Ciclón se recuperó en Mar del Plata y respiró.

Con el 3-1 a Aldosivi volvió a ganar tras dos derrotas consecutivas en la Superliga?. En cambio, el conjunto marplatense desperdició una gran chance para despegarse de los puestos de descenso. Sigue afuera de la zona roja, pero no está tan alejado de Colón, Patronato y Gimnasia.

La recuperación de San Lorenzo se dio a partir del orden. Con un esquema 4-4-2 y una estrategia de un equipo más pragmático, salió a flote. Y le aportó juego en la mitad de la cancha. Con Lucas Menossi como eje de circulación y Poblete en el rol de pulpo, sumado a las proyecciones y ataques verticales de Julián Palacios e Ignacio Piatti. Y con un Adolfo Gaich que peleó mucho en ataque junto a Angel Romero.

La visita empujó desde el arranque. Y consiguió ponerse en ventaja gracias a un centro pasado que Ángel Romero conectó, para asistir posteriormente a Bruno Pittón, autor de cabeza del 1-0.

Pese a que Aldosivi parecía tener el partido controlado en el inicio, el conjunto de Boedo aprovechó una segunda pelota tras un tiro de esquina. San Lorenzo podría haber tenido la chance de ponerse en ventaja más rápido si Andrés Merlos hubiese cobrado el penal que omitió tras una fuerte entrada de Fara a Ángel Romero.

Aldosivi intentó reaccionar y empujó filtrando pases en el mediocampo, aunque sin demasiada precisión. El fondo de San Lorenzo se mostró sólido. Aunque hubo, como en todo partido, un bache. En el segundo tiempo, ya sin Piatti y con Ángel Romero recién reemplazado (ambos por lesión), quien le metió fútbol al equipo de Boedo fue Herrera. El lateral derecho, rápido para la marca y la recuperación en el mediocampo, asistió profundo a Gaich, quien mano a mano con Pocrnjic definió cruzado y amplió ventajas.

Aldosivi entendió que debía despertarse. Y lo hizo tan rápido que Bertoglio marcó el descuento cuando San Lorenzo todavía disfrutaba de las mieles del segundo gol. A partir de ese 1-2, el local intentó dominar, no siempre con éxito, mientras la visita intentaba acomodarse luego de la baja de Gaich, también tocado.

El ingresó de Sebastián Rincón tras el segundo gol inyectó movilidad al ánimo decaído del local y el propio Rincón, que había asistido a Bertoglio, estuvo cerca de conseguirlo a los 27 minutos tras un centro de Lucas Villalba, mientras todo el equipo reclamaba un penal por presunto empujón sobre Andrada dentro del área.

Con un remate potente de Rodrigo Contreras a los 42 minutos, desviado por Torrico, y un cabezazo franco de Leonel Galeano que también contuvo el arquero visitante, el local buscó la igualdad hasta el final, pero San Lorenzo resistió extenuado el asedio y lo liquidó en tiempo adicional con un tiro libre impecable que Oscar Romero clavó en un ángulo, tras un exquisito zurdazo sobre la barrera.
Ahí llegó la tranquilidad. Para confirmar la victoria en Mar del Plata y la recuperación. Para sentir alivio. Y para pensar afuera con tiempo cuál será el entrenador más indicado para conducir los destinos futbolísticos de San Lorenzo
Fuente: Clarín

Los comentarios están cerrados.