Deportes

Aldosivi le ganó con lo justo a Rafaela y respira

Mucha entrega y casi nada desde el juego. Poco le importa al hincha de Aldosivi que volvió a festejar un triunfo en condición de local y por la mínima, frente a un rival directo en la lucha por quedarse en Primera: Atlético Rafaela.

El único gol del juego lo marcó el delantero Neri Bandiera a los 5 minutos del complemento, de rebote y a la salida de un tiro de esquina, en el marco de la decimoquinta fecha del fútbol grande de la Argentina. Los marplatenses actualmente se encuentran en la posición 21 de la tabla de los promedios, mientras que la “Crema” está hundida en la última colocación.

Los dos equipos arrancaron estudiándose y con mucha precaución, síntoma claro de que se trataba de un duelo directo por la permanencia. El trámite empezó con bastante roce y carente de  fútbol, con un conjunto visitante que abusaba demasiado de los pelotazos. De a poco el local fue tomando la iniciativa y apoderándose de la posesión de la pelota, aunque sin demasiada claridad para generar peligro.

Neri Bandiera por derecha era lo más desequilibrante por el lado de los de Darío Franco, que empezaron a generar muchas dificultades con las arremetidas de los volantes por los costados. Cristian Llama fue el que contó con las mejores chances para los marplatenses: el pelado tuvo un par de cabezazos desviados y un tiro libre que se fue muy cerca.

Por parte de la visita, el más picante en el primer tiempo fue Gabriel Gudiño, quien tuvo dos claritas, aunque le faltó compañía. El choque llegó igualado al entretiempo, más allá de que ambos elencos tuvieron ocasiones como para ponerse en ventaja. Eso sí, un poco mejor los dueños de casa.

El ritmo que había ganado el partido en el final de la primera etapa volvió a perderse en el inicio del complemento. Sin embargo, a los 5 minutos llegó la primera -y única-emoción de la noche: centro de Llama desde la derecha y Bandiera, casi sin quererlo, se la llevó por delante y puso el 1-0 para el Tiburón.

El gol elevó los nervios en el cuadro santafesino, que con poca claridad empezó a intentar saltar líneas para llegar rápidamente al empate. Inexplicablemente, Aldosivi comenzó a retroceder y le permitió crecer a Rafaela, que a puro centros complicaba y amenazaba con empardar el marcador.

Poca voluntad del conjunto portuense para buscar el segundo sobre el final, cosa que tampoco supo aprovechar la visita, con muchas limitaciones para gestar oportunidades de peligro.

Los de Franco celebraron el triunfo en un encuentro que terminó muy desdibujado pero que ayuda al “Tiburón” a engrosar el promedio y comenzar a despegarse de su rival de esta noche.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*