Ciudad, Policiales

15 asaltos a trabajadores del volante durante el fin de semana

Este fin de semana 10 taxistas y 5 remiseros fueron asaltados. El hecho más violento se produjo cuando un chofer tuvo que tirarse del taxi ante la amenaza de matarlo. En tanto, delincuentes efectuaron tres disparos a un remís en un intento de asalto. Desde las compañías señalaron al barrio Las Heras, Centenerio y El Martillo como las zonas más “calientes” del delito. Además, solicitaron mayor presencia policial.

blankGuillermo Messina, presidente de Remicoop indicó que durante el último fin de semana sufrieron 5 asaltos.

El más grave ocurrió en barrio Libertad cuando una mujer subió en 180 y Berutti, y al llegar a 210 y Strobel delincuentes armados intentaron interceptar al vehículo.

Cuando el chofer advirtió la intención de los sujetos, dio aviso a otro remís que se acercó a asistirlo y recibió tres disparos en el auto. Finalmente, la policía detuvo a los tres delincuentes, dos de ellos menores de edad.

Los hechos restantes en los que se vieron involucrados los remiseros ocurrieron en la zona del barrio Centenario y Las Heras.

Un de ellos se registró cerca de las 00,30 cuando tres jóvenes – aparentemente menores– subieron a un remís en Alem y Almafuerte. Al llegar a Los Andes y Peña, amenazaron al chofer con un arma de fuego y le sustrajeron la recaudación y objetos personales.

Otro episodio delictivo se produjo cuando un auto de alquiler tomó un viaje en Mitre y 25 de Mayo y el pasajero lo asaltó al llegar al Centenario.

El sábado, ocurrió otro de los hechos mencionados. Cerca de las 22, cuando un remisero se dirigía a buscar un pasajero en Bernardo de Irigoyen y Formosa dos delincuentes, que se desplazaban en una motocicleta, lo amenazaron con un revólver para asaltarlo. El conductor aceleró y evitó el ilícito.

Messina indicó que desde la empresa están dudando en seguir entrando en el barrio Libertad y Centenario por los hechos recurrentes.

“Este fue el fin de semana más violento del año, por eso pedimos mayor presencia policial”, manifestó Darío López, presidente de la Compañía Marplatense de Taxis.

Uno de los hechos de mayor relevancia ocurrió el viernes a la salida de un boliche de Constitución, “Sobremonte”, cuando tres hombres mayores de edad abordaron un taxi y le indicaron al chofer dirigirse hacia Alvarado y Tres Arroyos.

En el trayecto, los sujetos apuntaron con un arma de fuego al conductor, lo amenazaron y le robaron el auto, la recaudación, un estéreo, el celular, documentación, las zapatillas y la campera.

A la altura de Champagnat y Gascón lo apuntaron con un revólver en la cabeza y el chofer se arrojó del auto. Luego, el vehículo se desvió, chocó contra un poste de luz y los delincuentes logaron escapar.

Otro de los robos se produjo en el barrio El Martillo cuando tres hombres y una mujer subieron en Entre Ríos y San Martín a un taxi, y al arribar al barrio El Martillo asaltaron al taxista.

Según informó López, otro hecho ocurrió al finalizar un viaje en el barrio Las Heras, donde tres delincuentes, que habían subido en Buenos Aires y Rivadavia robaron al conductor.

Asimismo, una pareja que tomó un taxi en Independencia y Libertad asaltó al chofer al llegar a Ituzaingo y 212. En tanto, un pasajero que subió en la nueva Terminal, en Luro y San Juan, asaltó al taxista amenazándolo con un cuchillo.

“Pegale un tiro en la cabeza que nos conoce”

Matías Erdocia, de 25 años, sufrió uno de los hechos de mayor violencia durante el fin de semana. Cuando trasladaba a tres hombres, tuvo que arrojarse de su taxi ante la amenaza de quitarle la vida. El ilícito se produjo el viernes alrededor de las 5,45, a la salida de un boliche de Constitución.

Tres sujetos mayores de edad abordaron el vehículo en V. Aragón y Constitución y le indicaron al chofer dirigirse hacia Alvarado y Tres Arroyos.

Uno de ellos subió adelante y los otros dos en el asiento de atrás. Cuando el auto arrancó, uno de los sujetos que iba en la parte trasera tomó al chofer por el cuello y comenzó a amenazarlo.

Durante el trayecto, el individuo que viajaba sentado al lado del taxista, lo apuntó a la altura de la cintura con un arma de fuego, mientras le pegaba golpes de puño en el cuerpo.

Según relató el conductor, al llegar a Champagnat y Gascón, uno de los delincuentes le dijo a otro “pegale un tiro en la cabeza que nos conoce”.

En ese momento de desesperación, el taxista decidió arrojarse del auto para salvar su vida. “Cuando el tipo me puso el arma en la sien, me tiré del auto y empecé a correr”, contó el joven. En ese momento, el vehículo se desplaza a unos 40 kilómetros por hora, por lo que la víctima sufrió heridas en sus rodillas y piernas.

Luego, el automóvil se desvió y, a los treinta metros, chocó contra un poste de luz en Tres Arroyos entre Rawson y Alberti. Los delincuentes bajaron del vehículo y logaron escapar.

Luego de arrojarse del taxi, el conductor corrió descalzo y al llegar a Champagnat entre Alberti y Bordabehere, pidió ayuda a unos jóvenes que se encontraban en la entrada de un edificio.

Minutos después, un grupo de taxistas que se hallaba en la zona llegó para asistirlo. Después dio aviso a la policía, que llegó a la media hora y comenzó un rastrillaje para dar con los delincuentes.

En el asalto al taxi, los delincuentes sustrajeron la billetera, un estéreo, un teléfono celular, documentación, las zapatillas y la campera.

Hace 4 años atrás, el joven vivió una situación similar al recibir un disparo en un viaje que finalizó en Marconi y Chacabuco.

Conferencia de taxistas para repudiar hechos delictivos

Ante los robos que sufrieron varios taxistas y remiseros durante el último fin de semana, la Compañía Marplatense de Taxis en una conferencia de prensa expresaron su “repudio a la falta de controles en las calles de la ciudad”.

Según detalló Darío López, presidente de la institución, entre viernes y domingo fueron 10 los conductores de taxi y 5 los de asaltados.

“Faltan controles y por eso pedimos que por favor instrumenten algo para evitar estos violentos robos. Nosotros hace 3 meses presentamos el proyecto de las 23 garitas y nadie nos respondió. No queremos más un (Javier) Zampino, ni un (Luis) Severiens”, expresaron, mediante un comunicado de prensa.

La iniciativa a la que hace referencia López propone la construcción e instalación de 23 garitas de seguridad con guardia policial permanente en los barrios Libertad, Belgrano, Centenario, Las Heras, Las Dalias, La Herradura y en Mario Bravo y Talcahuano, Villa de Paso y Villa Vértiz.

Según el texto, la edificación de estos cubículos correría por parte de las sociedades de fomento, mientras que las comisarías de las distintas zonas designarán dos policías por turno para custodiar las bases. La iluminación del entorno estaría a cargo del Municipio.

Fuente: Diario el Atlántico

Los comentarios están cerrados.