Opinión

¿Vamos por otro Nunca Más?

Cuando no hay conciencia de la importancia del rol personal  con la asociación y consecuencias de lo que habla  el portador del mismo, los resultados pueden ser fatales y tanto fue el cántaro a la fuente que se terminó rompiendo.

Hebe de Bonafini hace poco  invitó a tomar el edificio que ocupa la Corte Suprema en un acto oficial y digo oficial en función de las autoridades que había (Mariotto, Morgado, etc). Queremos imaginar que la Señora Bonafini en persona no va a hacer lo que aconsejó, pero quien nos garantiza que un vehemente no termine aceptando la invitación y la lleve a cabo en función de quien lo propone, y digo uno en una actitud benevolente, porque vehementes, pasados de fanatismo y barras bravas dispuestos a hacer méritos hay muchos y normalmente estos individuos terminan conformando grupos vandálicos que se retroalimentan y no tienen límites.

Cuando se tomaron las escuelas secundarias en la ciudad de Buenos Aires la Presidente hizo reflexiones justificatorias de la actitud de los jóvenes y la violación de la Ley quedó casi legitimada por el rol que cumple quien emitió la justificación.

Los cortes de calle por parte de los piqueteros, como los cortes de ruta por parte de los sectores rurales, como los cortes con camiones a la entrada y salida de empresas han sido moneda corriente de una anarquía democrática, definición no académica, pero creo que así se le puede llamar, a aquellas situaciones donde el ciudadano común nada puede hacer ante aquellos que violentan las normas y la ley y los que tienen que poner límites se hacen los distraídos

Nos jactamos de que nunca ha habido en los últimos años nadie muerto por alguien que porta gorra o uniforme  que pertenezca al Estado. Claro que esto es bueno, pero tampoco se puede dejar a un niño pequeño que meta los deditos en el enchufe  por no pegarle un tirón de un brazo y retirarlo, porque de no ser así, según sean las consecuencias del desenlace del niño estaríamos cometiendo un crimen por permisividad. Además, yo  pregunto a las autoridades, acaso no estaban ligados al Estado los que mataron a Ortega Peña, a Julio Troxler y al mismísimo Cacho Otero en Santa Cruz, y se podría seguir con una larga lista. Y cuidado, esos no llevaban uniforme. La historia nos enseñó que  no llevar uniforme no garantiza nada.

blankTampoco voy a culpar de esta última muerte a las máximas autoridades por el hecho de que la Presidente el 12 de noviembre del 2009 lucía la gorrita y la camiseta de la UF y meneaba sus caderas al final del acto, tal su actual costumbre,  acompañada por Moyano y Pedraza durante la inauguración del gremio del ex militante del Partido Comunista e integrante de lo que fue la gloriosa CGT de los Argentinos. Como nos cambia la vida. Verdad Pedraza?   Pedraza, Cristina y Moyano

Tampoco se entiende la actitud grotesca de tratar de encontrar en Duhalde el autor intelectual, tal como pretendió insinuar Moyano, el impresentable  Delía y algunos otros. Eso es no conocer el Pejotismo.

Y así se sucedieron los hechos, al colmo de que el gobierno y la contraparte ya estaban negociando la reposición de los echados, mientras todavía estaban velando al muchacho que había sido muerto. Ambas partes podrían haber sido más respetuosas y por lo menos haber esperado que enterraran al militante del PO.

Pero el país está así, la palabra dignidad  – d i g n i d a d -, sí solo ocho letras, parece haber sido borrada del diccionario.

Nos están faltando pocas cosas para terminar  de romper los cántaros que nos quedan.

La Presidente tuvo un acto fallido abortado cuando hace pocos días habló de nacionalizar, aclarando que no era estatizar. Como decía Alfonsín, por favor un traductor e intérprete a mi izquierda o a mi derecha, no vaya a ser cosa que me estigmaticen, porque realmente no entiendo que propone esta mujer.

Solo nos falta la creación del Ministerio de la Propaganda para blanquear los 11 puntos principales de la propaganda planteados por Goebbels, de los cuales unos cuantos ya se cumplen hoy y mientras algunos los ejecutan, hay quienes se hacen los distraídos y otros ni se enteran.

blankEstán los que dicen que hay un antes y un después de la muerte de este muchacho, no lo sé. Hasta hoy parece que ya tiraron a Zanola por la borda ante lo inedeludible, con Jaime se resisten, como hay que salvarse a lo mejor ahora van por Pedraza, pero parece que no. Ahora la jueza pidió la captura de un barra brava. Se dan cuenta que el tema “Futbol para todos”es un paquete más grande que el que aparenta? Miren la foto del presunto y reconocido asesino con el Ministro de Educación,pobre de nosotros.

Pero si los que hablan del antes y del después de la muerte de este muchacho tienen razón, quiera Dios que el rol que haya cumplido este militante muerto sea el mismo que cumplió el soldado Carrasco en su momento.  Lo cual significaría que en la conducción de los gremios queden solo los honestos y que desaparezcan los productos kafkianos que sufrieron la metamorfosis de pasarse a la burguesía empresaria desclasada, más allá de que luzcan el ropaje de su estado anterior con camperita incluida.

Por otro lado queda claro  que los barrabravas son parte de  las nuevas fuerzas armadas y que fueron a Sudáfrica no por casualidad y que también fueron recibidos como héroes después que los expulsaron no por casualidad

Le guste o no le guste al gobierno se le suma a su gestión un muerto más, ahora en el contexto que ellos no querían, esperemos que sea el último. Pero como el facismo y el stalinismo discrepan en lo ideológico y son hermanos gemelos en lo fáctico esperemos que la sociedad no tenga que vivir otro NUNCA MAS.

Por Abel Cacho Ayala

Un comentario

  1. Excelente nota, gracias!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*