Política

Vuelven a licitar el sistema de emergencias en Mar del Plata, clave para la temporada de verano

El intendente había llamado a una primera licitación, pero fue anulada por motivos técnicos, según explicaron fuentes oficiales. Ahora van por una segunda convocatoria.

A menos de cuatro meses del comienzo de la temporada de verano y con una población estable de 800.000 habitantes, las autoridades de Mar del Plata aún no han resuelto un eslabón central de la salud pública: los servicios de emergencias, responsables de lograr que los pacientes en riesgo lleguen con posibilidades de supervivencia a las clínicas y hospitales.

Esta situación iba a definirse en mayo: se hizo una licitación pero se dio de baja por motivos que fuentes del gobierno local no han logrado precisar y que algunos describieron como “cuestiones técnicas” y otros como “acusaciones cruzadas entre los oferentes”.

El SAME Provincia cuando llegó a Mar del Plata.

Lo cierto es que la ciudad estuvo atendida durante los últimos 15 años por un sistema mixto público-privado. Dos empresas privadas y el SAME se dividían geográficamente la superficie y, de ser necesario, ambas empresas actuaban solidariamente fuera de los límites adjudicados por licitación, solidaridad que casi enteramente se daba en zona SAME.

Uno de los cambios que introdujo el pliego de la fallida licitación fue que sólo adjudicaría una zona geográfica, unificando las dos zonas con asistencia privada, por lo que una sola empresa sería la responsable de todo el servicio de emergencias médicas que no brindaran las ambulancias municipales. Esto implica una amplia zona de cobertura, situación que según lo comentado por operadores del sector “reduce peligrosamente las posibilidades de acción, porque a mayor distanciamayor demora en socorrer al paciente, algo que va en contra de las buenas prácticas emergentológicas”.

Las dos empresas que venían dando el servicio, Socorro Médico Privado y Serem, se presentaron a la licitación de mayo. Una vez abiertos los sobres, la oferta de Socorro Médico Privado fue la más económica pero en lugar de adjudicar y ante la existencia de impugnaciones recíprocas, la Municipalidad decidió dejar sin efecto lo actuado. Si bien dentro del procedimiento administrativo se contempla esta facultad estatal, la situación generó suspicacias.

Desde la Secretaría de Salud aseguran que la primera licitación se cayó por las impugnaciones. En las oficinas del Intendente Arroyo –que tiene internas con el Gobierno provincial-, apuntaron a “cuestiones técnicas”. En la Comisión de Salud del Concejo Deliberante, en tanto, se comprometieron a “seguir de cerca el nuevo llamado para garantizar que no haya irregularidades”.

En todos los casos, las fuentes aseguran que esta situación no resiente por el momento el servicio que hoy presta el SAME.

Fuente: Clarín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*