Deportes, Fútbol

Vuelta de hoja

Leandro De Llano intenta una pared. Cadetes se recompuso en el partido y el campeonato. Obtuvo un triunfo vital. (Foto: El Atlántico)
Leandro De Llano intenta una pared. Cadetes se recompuso en este partido y el campeonato. Obtuvo un triunfo vital. (Foto: El Atlántico)

Con una ráfaga de astucia, Cadetes dio vuelta un partido que se la había complicado y consiguió su primera victoria en el Torneo Argentino C. El equipo marplatense derrotó 2 a 1 a Rivadavia de Necochea como visitante por la segunda fecha y se recuperó del golpe que había sufrido en el debut al caer de local.

El “Tricolor” volvió a padecer sus desatenciones defensivas en el primer tiempo y se fue al descanso en desventaja, pero en el complemento, una genialidad de Diego Farías y un error de la última línea local lo pusieron al frente en el marcador. Después, supo aguantar la ventaja y terminó festejando.

En un contexto de paridad, el equipo marplatense hizo un primer tiempo regular. La parte ofensiva del libreto le salió bastante bien ya que generó algunas situaciones de gol. Sin embargo, en la última línea volvió a dar ventajas y eso le permitió al local tomar algo más de protagonismo en la primera etapa.

La primera aproximación fue para Cadetes, cuando a los 11′ Leandro Tornaroli metió un pase bombeado al área, y Martín Pereira le dio de primera y la pelota se fue apenas arriba. Al rato, el delantero ganó en lo alto tras un centro de Farías, pero su cabezazo fue débil.

Rivadavia, que de a poco empezó a tomarle la temperatura al partido, contestó con una buena jugada individual de Diego Elía que llegó hasta el área, amagó y sacó un disparo fuerte que Pablo Morata mandó al córner.

El trámite era parejo, aunque daba la sensación de que el local era un poquito más. Y a los 28′ Emiliano González cometió un error en la salida, la pelota le quedó a Pablo Coria que encaró hacia el arco y habilitó a Carlos Parisey que remató por arriba.

Cadetes tuvo otra chance con un nuevo remate de Martín Pereira que se fue cerca, pero a los 42′, el local aprovechó un error de la última línea marplatense y se puso en ventaja. Un pelotazo de la sector defensivo, agarró mal parada a la defensa visitante y Eduardo Berón se fue sólo hacia al arco y no perdonó en el mano a mano con Morata. Cadetes sintió el golpe y en los últimos minutos pudo haber recibido otro gol ya que Morata le tapó un mano a mano a Parisey y luego Diego Elía metió un cabezazo que se fue muy cerca.

Cadetes salió con mucha decisión en el complemento y ya en la primera jugada estuvo cerca del empate. Damián Zamorano aprovechó un hueco que dejó la defensa, se fue mano a mano con el arquero quien tapó su remate y el rebote le quedó a Diego Farías que le dio de primera pero un defensor la mandó al córner.

El equipo marplatense se empezó a adueñar del partido y Rivadavia se fue desdibujando. Luego de avisar un par de veces, el “Tricolor” llegó al empate a los 14′. Diego Farías retrocedió unos metros a pelear una pelota, la recuperó y encaró hacia delante a pura habilidad, dejó a tres hombres en el camino y luego, ya en el área, definió con un derechazo fuerte y alto.

Los de Necochea amagaron a reaccionar pero no pudieron. Y a los 19′ Matías Zubillaga metió un pelotazo al área, la pelota rebotó en un defensor y se abrió hacia un costado. El arquero no salió y la defensa (llamativamente) se quedó parada mientras Damián Zamorano la bajó y casi sin marca, definió por abajo.

Con la ventaja y ante la incredulidad del poco público local presente, apareció una de las ventajas de Cadetes: el resto físico. Con más juventud, los marplatenses supieron contrarrestar las intenciones del local. Martín Pereira tuvo el tercero cuando tras una mala salida del arquero, se llevó la pelota y remató de afuera, pero Jensen despejó en la línea. Después, en el tramo final, Rivadavia fue con todo en busca del empate pero ya no seguía ningún libreto, aunque complicaba (como en todo) el partido con la habilidad de Berón. Parisey tuvo un remate que se fue cerca y un cabezazo que hizo lucir a Pablo Morata y luego, otra vez apareció el arquero marplatense para tapar un cocazo de Racich.

El equipo de Alcides Goñi aguantó la embestida local en los últimos minutos y se llevó a Mar del Plata un buen triunfo que le sirve para recuperar la confianza y la alegría que había perdido en el inesperado debut.

(texto: El Atlántico)

Síntesis

Rivadavia (N) _ 1
Julio Armentía; Francisco Barrera, Rubén Jensen, Leonardo Corvalán y Ricardo Martínez; Pablo Coria, Walter Espende, Diego Elía y Maximiliano Corbalán; Carlos Parisey y Eduardo Berón.
DT: Antonino Calabró


Cadetes SM _ 2

Pablo Morata; Leandro Tornaroli, Emiliano González, Nahuel Ovejero y Matías Zubillaga; Leandro De Llano, Federico Gabarain y Leandro Laino; Damián Zamorano; Diego Farías y Martín Pereira.
DT: Alcides Goñi


Gol en el primer tiempo: a los 42′ Eduardo Berón [R].
Goles en el segundo tiempo: a los 14′ Diego Farías [C] y 19′ Damián Zamorano [C].
Cambios: en el segundo tiempo, 16′ Luis Juárez por De Llano [C], 23′ J.Coria por P.Coria [R], 24′ D.Beguiristain por Zamorano [C], 26′ Escanciano por Barrera[R], 34′ L.Monges por Zubillaga [C] y 36′ Rocich por Elía [R].
Incidencias: en el segundo tiempo, 48′ expulsado Rocich [R].
Arbitro: Facundo Elgart.
Estadio: Panamericano de Rivadavia, Necochea.

Los comentarios están cerrados.