Ciudad, Política

Visto, oído y comentado en el HCDelirante

Chisporroteo “in crescendo”. Todo comenzó con el cruce de acusaciones cada vez más pesadas. No debe excluirse este contexto, la judicialización del tema del expediente relativo al sorteo de una licencia de taxi, asignada a un discapacitado. A partir de ese momento, oficialismo y oposición fueron levantando la apuesta.

De bandas y bandas. En esta ida y vuelta de política mal entendida, todo pareció escapar de cauce. Incluso motivó una especial intervención del presidente del Concejo Deliberante que bajó a su banca, para solicitar elevar el nivel de la discusión, y no entrar en turbulencias sin retorno.

Sin embargo oídos sordos. La circulación de un mail que involucraba a familiar de Vilma Baragiola, no es ajeno a esta campaña. Se mencionó también a Mariano Retrivi, delegado del Puerto, en la condonación de deudas a empresas pesqueras. Se consideró improcedente su participación, en un tema en el cual era parte beneficiada por una ordenanza, que requirió el voto de mayores contribuyentes.

Una torta de telgopor. El concejal Abud simuló un festejo con un bizcochuelo de utilería, por los plazos de obra incumplidos en el Barrio San Martín. Una actitud que festejó la oposición e impactó en el bloque de la mayoría propia. En este juego de chicanas, se inscriben estas conductas, que a más de un año de las elecciones, cobran una adelantada vigencia. Los pre candidatos, ya están jugando las eliminatorias rumbo al 2011.

¿Otra final de la Davis? No sería extraño que Argentina arribe a otra final de la Copa Davis, si derrota como visitante, en setiembre a Francia. En ese caso, el equipo nacional  integra con singular éxito en dobles, al marplatense Horacio Zeballos. Esa posibilidad despierta especial interés en la ciudad, que debería pujar por ser nuevamente sede de una final mundial por la Ensaladera de Plata. Habrá que medirse con Capital Federal (si Macri cae en picada) y el Orfeo de Córdoba.

Un puntal en el EMDER. Quien desempeñó un papel destacado en toda la negociación, es el desplazado funcionario político Jorge Etchart. El hombre de Dolores responde políticamente al intendente Gustavo Pulti y tuvo activa gestión para alcanzar que Mar del Plata se convierta en sede del preolímpico de Basquet, con la participación nada menos que de “Manu” Ginobili.

Se cayó un soldado. Según las manifestaciones de quienes frecuentan este tipo de eventos y acontecimientos, sostienen que Etchart fue muy valioso para que el titular del EMTUR Pablo Fernández Abdala, se abroche un éxito de su gestión. La trama policial que lo vincula a Etchart en un hecho policial, deja un hueco y no está lejos la pelea por la sede. Zeballos en Mar del Plata se convertiría en una doble e histórica atracción.

Sin futbol de invierno. La gira de Boca por el exterior, el clima adverso del invierno, es además acompañado por la caída del interés, que sucedió a la floja actuación de la selección de Diego, eliminada por Alemania, fueron factores determinantes. Lo cierto, es que la organización del torneo de futbol de invierno, quedó para una mejor oportunidad.

Complejo desaprovechado. El polideportivo, el estadio mundialista y los demás escenarios deportivos, no han tenido durante estas vacaciones demasiado actividad, digamos que ninguna. Es preocupante que toda esa infraestructura se haya mostrado ociosa, además sugiere que la plaza marplatense, no resulta atractiva para montar espectáculos de jerarquía, tanto deportivos como artísticos.

La doble fila no desapareció. Quizás si no se lanzaran campañas pasarían inadvertidos los fracasos. Los anuncios que luego no se cumplen, generan síntomas de inoperancia. La mentada eliminación de la doble fila en estacionamiento, es un mal que se sigue padeciendo, entre otros, la circulación automotor por toda la ciudad, no sólo en el casco céntrico.

Sin embargo van por más. En una campaña de la agencia nacional de seguridad vial, que se promueve con más propaganda que hechos concretos, se anunció que se recurriría al infraccionar el exceso de velocidad, con la utilización de radares. Para la operación es imprescindible la presencia de agentes de la Dirección de Tránsito. Se fijaron lugares de instalación de los móviles.

Una nueva decepción. Este sería el resultado de una compleja operación, que necesita de un personal que rechaza la participación de terceros, en la suculenta recaudación de multas por exceso de velocidad. Las multas son emitidas a partir de una tolerancia del 20 % de la velocidad máxima permitida. Habrá que esperar los resultados, pero el escepticismo reina ante la experimentación. Pero igual se harán anuncios de prensa de los “exitosos operativos”.

¿Se los llevará el viento? Cuando sople con fuerza del Sur o del Este, será bravo que los vendedores ambulantes, aguanten de pie en el Muelle de los Pescadores. ¿Ahora no lo piensan antes? aunque se trate de un lugar transitorio. Para colmo los concesionarios del lugar no quieren saber nada con la iniciativa. Otra mano que viene complicada.

Los comentarios están cerrados.