Ciudad, Política

Visto, oído y comentado en el HCDelirante

La obediencia debida. Ya en ocasión de la visita del arquitecto César Pelli, el presidente del Concejo Deliberante, había tenido su minuto de sincericidio. Ante la ruidosa caravana que acompañaba a Pelli, desde el balcón de su despacho fue lapidario: “que lástima que tanto esfuerzo sea en vano”, sabiendo que el grupo de Aldrey Iglesias se quedaría con la declaración de iniciador privado.

Una sentencia adelantada. Finalmente quienes bregaron por el proyecto Pelli, terminaron defraudados, aunque invitaron al grupo inversor a apostar a la ciudad. “Hay que marear la perdiz” le aconseja Pulti a Artime, cuando algún tema se complica, y hay que huir hacia delante.

Reiteración que preocupa. Artime está subordinado políticamente a las decisiones del intendente, su independencia ( y no siempre) alcanza sólo a los temas que son de su particular interés, de los cuales participa activamente. En el resto de los mismos, es un escudero del jefe político de Acción Marplatense. Es innecesario volcar ejemplos, ya que los mismos, son la propia historia de los últimos años en el Concejo.

Desahogos lo condenan. Rescatado por Mario Russak, como presidente de la juventud de la UCD., en 1991, Artime recorrió fructífero derrotero público en 20 años. Claro que en ese transcurso tuvo algunos desahogos que lo gratifican, dicen aquellos que dicen saberlo todo en el Concejo Deliberante.

No son simples coincidencias. A la hora de apelar a gestos que se acercan a la hipocresía y el cinismo, Artime es “sorprendido” por su sinceridad, como en el caso del proyecto Pelli. Ahora ocurrió algo similar, cuando se aprobó la única oferta para adquirir las cámaras de seguridad.

Y el pez por la boca muere“Que suerte que se cayó la licitación de las cámaras de seguridad” anunció el arquitecto Artime, “esa empresa era una banda …” dijo para cerrar su posición respecto al tema. Sus interlocutores en aquel momento, no podían creer ahora, lo que decía Artime desde su banca el último viernes, defendiendo la adjudicación, con los argumentos del oficialismo.

Del dicho al hecho hay … Lejos de lo que consideró en su momento una suerte, y a la empresa como una banda, Artime fue nuevamente un disciplinado soldado de Pulti, aún sacando la cara por una bancada oficialista que mascullaba su impotencia en silencio. No obstante, su futuro político parece no tenerle reservado un lugar, con demasiadas expectativas, según las proyecciones de algunos sondeos, que lo muestran en un pelotón con chances mínimas. Habrá que remarla le aconsejan, mientras lo alientan y le recriminan no tener estructura propia, ahora es un dependiente, en meses políticos cruciales.

Con un pirata de lazarillo. Se lo considera desplazado del círculo de las decisiones de Julio Cobos, en el territorio bonaerense. Los intendentes Meoni y Barbieri son los hombres de confianza del vicepresidente. Sin embargo el diputado nacional Daniel Katz, hizo de anfitrión de Cobos, charlando animadamente con los operadores de Francisco De Nárvaez, en el Coloquio de IDEA.

De capa electoral caída El sector de Katz logró alrededor de 50 (cincuenta votos), en la última interna en la que enfrentaron a Ricardo Alfonsín en la provincia. Pasando en limpio los números a Katz en Mar del Plata todo el radicalismo le ha dado su espalda, (ya en dos ocasiones)  salvo los obsecuentes de siempre, dicen los corrillos partidarios. Cobos tampoco lo desconoce y lo aparta cada vez más de su entorno, aunque lo dejó jugar como local en el Coloquio de IDEA para “no prenderlo fuego” en su  ciudad

Buscando explicaciones. El ámbito es una galería de empresarios y políticos, una vitrina de exhibicionismo. En ella tanto Katz como los amigos del “Colorado”, no se explicaban cómo el kirchnerismo, le había dado la oportunidad a Cobos de desempatar en el 82 % móvil para los jubilados, en su tratamiento en la Cámara de Senadores.

Lo buscaron para la foto armada con el Colorado. Una foto armada y sospechosa. Inefable el “Ruso” ronda por cada atisbo de traición que esté en ciernes. En esta oportunidad a De Nárvaez le interesaba una foto con Cobos durante el Coloquio, además de compartir la mesa que el protocolo marcaba, durante el encuentro de los empresarios. Por otra parte, Cobos muy medido y previsible en su discurso, no arrancó demasiados aplausos tras sus palabras de cierre del Coloquio. De Nárvaez cayó 50 % en imagen desde 2009 a la fecha, entre sus propios votantes.

Cobos menos frecuentado. El armado de una línea política que los contenga, quedó muy desairado luego de la derrota en la interna radical, que sufrieron tras la irrupción de Ricardo Alfonsín. Tal vez por ello, esta vez no hicieron antesala para reunirse con el ingeniero mendocino, Carlos Katz, Julia García (compromiso social) y Oscar Pagni, precursores del CO.GE.LO. , Consenso de Gestión Local, que imaginaron para cobijarse detrás de Cobos, hoy virtualmente desmantelado.

Aires de indignación. No fueron precisamente los que alejó, el diputado nacional Daniel Katz. Reconocido en radicalismo como un traidor serial, el ex intendente volvió a hacer de las suyas. Fue uno de los más activos para romper la resistencia de Storani y Moreau, en la última convención de Vicente López. Precisamente “Freddy” y Leopoldo fueron quienes devolvieron a Katz a la UCR, luego de su tránsito por el kirchnerismo, se jugaron por él, sostenían conocedores de la complicada interna radical.

Chamuyo de dos ex con aspiraciones. Sumaron muchos años en la Secretaría de Gobierno en las dos últimas décadas, se solazaban con las peripecias que debe pasar Ariel Ciano en el actual gobierno. Oscar Pagni y Jesús Porrúa conocen palmo a palmo, los trastornos que desfilan por el cuarto piso, y las bombas que debe desactivar Ciano. Fueron dos temas de la charla en el reducto cafeteril radical de Gascón e Yrigoyen.

Desde el llano, complicado. Porrúa nunca renegó de vivir de la política, no abandona su objetivo, ni aunque vengan degollando. Integra una fundación definida como de “escasa inserción y propósitos difusos”, por la dudas todos desconfían de sus intenciones. Además flamante café que acaba de inaugurar en Constitución y Marcos Sastre ha sufrido impensada instalación en la zona. La Fonte D´Oro en Tejedor y Constitución le copó la clientela de “Suso”, y se hace difícil competir en esas circunstancias con un monstruo en la especialidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*