Ciudad, Política

Visto, oído y comentado en el HCDelirante

Las andanzas de José y Pablo. El tema de la financiación de las campañas políticas, suele ser motivo de denuncias e investigaciones. La transparencia del origen de los fondos, nunca es blanqueada. Un concejal que conserva un pie en cada orilla, abrió la puerta de la curiosidad. Fue a fines del 2007, cuando ya había ganado Pulti. “¿no sé cómo va a hacer para pagar?”, “es mucha plata”, reflexionó “Diegote”. Y razón no le faltaba, hasta hay un video.

“Ahora somos la mugre”. “Y si, ahora somos eso”, dijo Pablo, quien fue el que le acercó a José a Gustavo. Ahora todo se ha complicado judicialmente, ya nadie arriesga un centavo por la suerte del “number one” bancario, una suerte de María Julia de los ´90. El avance de la justicia, se ha mostrado inexorable. A tal punto que Florencio recibió a Gustavo en el Ministerio, con José en la antesala, quien intentó saludar a un viejo conocido. Hugo no le dio bola.

0800 Pulti llame ya. Ya tiene su historia con los 0800 el intendente Pulti, En ejercicio de su cargo de concejal, impulsó la creación de un 0800 para que los turistas se quejen de las malas prestaciones en la materia.

Huir para adelante. Ahora una línea de esas características, es utilizada para escapar de una problemática de gravedad, las construcciones clandestinas, las ampliaciones sin permiso etc. que han provocado desde una muerte, hasta sustos sin consecuencias, pero cómo para ir buscando protección y evitar males mayores.

Jolgorio y relax. Lo cierto es que la oficina de control de Obras Privadas, funciona como todas las áreas en ese sentido. Si existiera una auditoría externa eficiente, no cabría menos que una intervención. El 0800 es una decisión mediática, que sirve para surfear la ola. Como salir corriendo a presentarse como querellante en una causa que tiene como investigada a la municipalidad.

Clausuras que duran horas. Son los propios vecinos quienes deben iniciar demandas como particulares frente a sus derechos vulnerados. Recientemente ha habido demasiados casos que han tomado estado público. Pero en realidad los juzgados de faltas se hallan con personal insuficiente para actuar ante las denuncias y munirse de las pruebas.

Sin planos y sólo anteproyectos. Hay construcciones que se inician sin planos y sólo con el visado de un anteproyecto. En el caso del caño que cayó desde un edificio, el mismo profesional a cargo de la obras, tiene otra denuncia por una demolición en la zona de Salta y Brandsen.

Es más barata, la transgresión. Construir no respetando alturas mínimas, pulmones de manzana, más metros cuadrados de superficie cubierta, siempre arroja mejores dividendos que pagar multas. Económicamente es un gran negocio, en el barrio La Perla hay toda una historia de construcciones financiadas, mediante el sistema de sortear el “estado bobo”. No se respetan las zonas de los inspectores de obras (lo cual es muy llamativo) y la municipalidad ha desertado del control.

Otro techo que se vino abajo. Esta vez fue una escuela municipal, que había sido reparada por una empresa contratista, con otros frentes de trabajo en la ciudad, especialmente preservada. No hubo clases y también debió suspenderse el turno de la merienda. No es la del Plan Federal, pero forman parte del mismo club. Otra vez la UOCRA como los teros.

Salas sanitarias sin custodia. A los costos que demanda la apertura de una unidad sanitaria hay que sumarle, el que representa la presencia policial. Ya es imposible que se mantengan abiertas, sin que haya un policía, como mínimo en las mismas. Debió postergarse la campaña de vacunación en varias de ellas.

Un problema que se agrava. Muy poco años atrás era desconocido este problema de agresiones en las salas sanitarias y robos en las mismas. Es más había respeto como en un templo religioso, un lugar donde se cura, hay un médico, una enfermera, medicamentos. Hoy son objetivos de la delincuencia y los violentos.

Las estadísticas que se esconden. La fortuna que se eroga por la presencia de la Prefectura Nacional, debe ser exhibida como un éxito de la gestión del modelo oficial. Entonces con la complicidad de la prensa oficialista, se disimula, se oculta y se deforma, la gravedad de un cuadro que deja a la población más humilde y necesitada sin atención médica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*