Destacado, Política

Visto, oído y comentado en el H. C. Delirante

¿Pulti se cortó solo en la Operación Telefónica? ¿De Vido le marcó la cancha y le cortó las manos? Pulti ya no puede hacer nada sino consulta: grave. Cianito quiso explicar por encargo y todo quedó más turbio. Artime lo partió a Cheppi: “es un ñoqui” le dijo a el ex candidato y actual embajador del país. Le tiró a Cheppi y le pegó a De Vido: que bolonqui. Encima sacaron a “Don Flo” a la cancha y ahora sospechan de un negociado.    

Malcolm
http://www.4decopa.blogspot.com/

 Una tregua que duró como un suspiro. La foto con algunos que quisieron salir y ausencias notorias, hablaba de la fragilidad de la misma, o por el contrario anunciaba que iba a correr sangre. Y finalmente ocurrió esto último, que por las repercusiones hubiera sido preferible, que los muchachos de La Cámpora pintando paredes y Alveolite mandándolos en cana. ¿O no? Estaban Pulti, Segarra, Pulti, Calamante y otros, en un sábado negro por la magra temporada turística. El despacho del intendente fue el escenario. Donde se “selló” la tregua, que no fue tal.

Salió del freezer. Entre los momentos libres que el deja su intensa actividad en la Fundación Mar del Plata Veinte20 y el trabajo a destajo en la Secretaría de Gobierno, el arquitecto Marcelo Artime debió salir a poner el pecho a las balas. ¿Fue por Amado y Gustavo? ¿Por Gustavo? ¿O sólo por Amado? El vice de la Nación y el ministro de Planificación, no tiene una relación fluida, sino que se embarran la cancha, cuántas pueden en la cada vez encarnizada interna K.

 Artime hecho un demonio. ¿De quién hablaba Artime, de Daniel Katz, de Pagni, de Porrúa? No del ingeniero agrónomo Carlos Cheppi, quien no es otro que el embajador argentino de Venezuela, por el papel que cumplió con el incidente de Jorge Lanata. Artime le tiró a la cabeza: “es un ñoqui” no está ni acá ni en Venezuela ¿Qué es lo qué hace?, dijo un súper ubicado arquitecto, al que habitualmente no se le sale la cadena. A Cheppi lo dinamitó, ¿ahora qué dirán Segarra, Daniel Rodríguez y Vacante?

Al mejor estilo Blas Armando. “Giunta, Giunta, Giunta, Huevo, Huevo, Huevo”, bien con los tapones de punta como le gustaba al ahora técnico de Almirante Brown de Isidro Casanovas. Artime (fanático de Boca) lo partió como un queso, como para que lo saquen en el carrito, y también para sacarlo de la cancha. Como las comunicaciones son selectivas,  Cheppi tal vez ya haya reaccionado con sus medios amigos. Pero se comió una mano de K.O. Ahora Artime indirectamente hizo fuego sobre Julio De Vido. ¡¡¡Qué quilombo, qué armaron!!! No se sabe cómo se volverá a pegar (unir) todo esto, porque se supone que habrá más virulencia.

Venía que se caía solo. Cheppi no fue un candidato fuerte, nunca se terminó de acomodar. Todo lo hizo a fuerza de millonaria campaña y arañó tres concejales. Flojo con la 125, lo fueron de la Secretaría (cuando todavía vivía Néstor), lo recuperaron para ir por la intendencia de Mar del Plata, arañó tres concejales a más de 30 puntos de la jefa y de Scioli. En Venezuela, lo tocó convivir con un panorama complicado, por la situación del general bolivariano, y está medio perdido entre los negocios con Venezuela, José López, los Schoklender y las viviendas de Ebe. Todos con el mismo sueño compartido: la guita de todos pero para ellos.

Con el caldo espeso. El intendente o no entiende o se hizo el “dolubo”, anunció nada menos que el traslado de la Gran Manzana a las inmediaciones de los Partidos de San José de Balcarce y Mar Chiquita. Cuando lo apuraron con la financiación apareció, casi en bambalinas la “Operación Telefónica” quien adelanta pagos a condición de quién sabe qué historia a cuenta de tasas y derechos. Todo muy desprolijo, sobreactuado y poco transparente, todo bien al “estilo Pulti”.

Y despertó el monstruo. Se ve que Don Julio (que no es Grondona) no lo tenía planificado: que la paguen los ejecutivos (de Telefónica) dijo el súper ministro. Ahora qué recibiría la empresa española ¿a cambio de qué adelantaría el dinero? Está bien lo de la mayoría propia, pero con más razón, qué apuro tenían. Necesidades políticas tal vez: aumento de tasas, del boleto plano de pasajeros, la mala temporada, un súper manto de cobertura para malos ratos que se expanden durante enero por todo el país. Y los periodistas cuentan lo que ven la mugre, el escaso consumo, los teatros vacíos, la inseguridad, etc. Pulti lo mando a “Cianito” a explicar, y no hubo caso, fue insuficiente.

A la cabeza Geniol. Y en esto de andar buscando culpables, tan propio de las conductas K lo embocaron a Cheppi, para descargar responsabilidades, quien tal vez haya sido sólo soplón. La cuestión es que tomó una envergadura desproporcionada, y en estos momentos de queja por falta de inversiones, la Operación Telefónica cobró vigor. Y quedaron todos enredados y salieron mal en la foto. Nadie absolutamente nadie, deja de pensar que todo se trata de (por ahora) un intento de negociado. Y por si todo resultare insuficiente lo involucraron a Don Florencio, y ahí cantaron bingo. Ahora los sacaron a todos a la cancha, y en la cancha se ven los pingos. Artime salió de su ostracismo, para jugar de escudero, toda una señal. Todo esto en el Frente Para la Victoria y en el vamos por todos. No cierren Acción Marplatense, aconsejan desde la arena política.

Notas relacionadas:

La UCR pide consulta popular por el traslado del Palacio al Barrio Libertad

Operación Telefónica: un intendente como cadete a merced del poder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*