Política

Visto, oído y comentado en el H.C. Delirante

Lamachia tiene varias versiones, todas por el mismo precio. La virtud de ser oficialista durante 40 años, vitalicio como los gordos de los sindicatos. Cheppi y Vacante aerobismo y lejos del entorno de CFK, les echan Flit. Ahora Novero hace buenas migas en el vip de Luis Barrionuevo, en el P.J. dice que están de remate.

 “Rulo” por qué no te callas. El eterno Raúl Lamachia, parece inspirado por Diana Conti. Años en la UCIP parece uno de los históricos gordos del sindicalismo, en este caso empresarial. Lamachia es un lobista empresario que tomó el manejo de la UCIP y remó con Cornide en la CAME. Esta entidad elabora los informes oficialistas económicos que generalmente pegan con las noticias los lunes, un día “fiambre” porque los diarios se hacen el domingo.

Siempre oficialista  de cualquier palo. Este plan de acción persistente,  le ha permitido a Lamachia asumir como senador provincial por una sección electoral distinta a la suya. Duhalde, los ´90 y ahora con Scioli lo han visto siempre operando a favor del comercio, la industria y la producción de Mar del Plata. Se supone yendo a la sigla UCIP y a un empresariado de Mar del Plata que no interviene y le deja el campo abierto al contador, que manejó la hacienda pública de la MGP en la época del Proceso de Reorganización Nacional.

Atendiendo el quiosco. No se le escucha hablar a Lamachia de la caída de la actividad inmobiliaria, de parálisis de la construcción, de la crisis en la pesca o de la pésima temporada que estamos viviendo y que se llevará puesto a mucho más de un comerciante de los que se supone que él debería defender, o estar en su representación.

Ahora con un desborde audacia. Lamachia se asegura como sponsor al funcional Banco de la Provincia de voceros pagos que hacen marketing para el gobernador Scioli. Lamachia es quien ha respaldado el impresentable código de publicidad, que condenó a humildes comerciantes a desmontar sus frentes, quedarse sin identificación en la vía pública y meterlos en un gasto imprevisto a través de un mecanismo financiero auspiciado por un Banco junto a Pulti. ¿Quién pagará todos estos gastos, con estos resultados de la temporada? Lamachia debería salir a pedir que se suspenda la aplicación del Código de Publicidad, por impagable. Pero conoce el límite de sus padrinos.

Avanza como un todo terreno. Ahora también incursiona en opiniones sobre la Ley de Medios, atacando a Clarín y mencionando artículos del matutino. También termina admitiendo la inflación del INDEC por el impacto de los índices en títulos de la deuda externa, sin decir que ha devastado el poder adquisitivo de la gente y por ende a toda la actividad comercial. Finalmente celebró y festejó lo sucedido con la Fragata Libertad, subiéndose al carro de los K. Un manual de cómo saber agradar al poder y pagar sus espacios para poder seguir manteniendo su lugar, igual que los gordos de los sindicatos, pero en este caso el empresario.

Caminantes no hay camino. Se hace camino al andar. El circuito costero les sienta bien a Carlos Cheppi y Pablo Vacante, quienes gastan calorías y presumen los nuevos movimientos citadinos. Cheppi está en la encrucijada de los negocios argentinos en Venezuela, que pasan por el especial momento de la incertidumbre a raíz del estado del comandante bolivariano que se debate entre la vida y la muerte en Cuba.

Un bloque sin Norte. Se supone que Cheppi, que aspira a ser concejal a fin de año y consolidar su candidatura a intendente dentro de dos años, haría bien en invertir sus esfuerzos en ofrecerle más argumentos a un bloque del FPV que no acierta como pseudo oposición, fundamentalmente por la falta de propuestas alternativas y aparece sumido por Acción Marplatense. Juntos fueron alrededor del 60 % de los vot9os en el 2011. Ahora no son el reflejo de tantas voluntades ciudadanas, por lo menos es la sensación que se percibe en la vía pública. Se está poniendo dura la calle y en especial cuando hay que dar explicaciones.  Cheppi y Vacante no son tenidos en cuenta entre los aplaudidores y es evidente que corren en desventaja en relación al intendente, que les ha sacado varios cuerpos entre esa selecta corte de aduladores. A la Fragata la vieron desde la base, pero de submarinos.

 Las andanzas del “Gato”. ¿Es formalmente el presidente del P.J.? Si es Juan Domingo Novero de mucha tertulia en la fiesta del gastronómico Luis Barrionuevo en Punta Mogotes. El hombre de la pesca ha tenido serios cuestionamientos de todas las líneas internas. Hablan de falta de conducción, de renovación y otros descontentos varios. Temen que el P.J quede reducido a un sello tras el constante repiqueteo de demolición que a diario les ofrecen los K. Habrá varios anotados para cuando se armen las listas disidentes, tal vez ahí Novero deje de ser un presidente testimonial.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*