Destacado, Política

Visto, oído y comentado en el H.C. Delirante

La inseguridad puede ser el Cromagnón de Pulti por error y omisión. Ventimiglia y la sospechosa instalación de una cámara de seguridad en Parque Luro. Por qué el Frente Para la Victoria no habla del tema. Ventimiglia es un Schiavi vernáculo.

Quién banca a Ventimiglia? Todos los días una vela, para no tener un Cromagnon propio. Pulti sabe que está hasta las manos y que el funcionario es lo único que pudo conseguir. Quién puede agarrar ese cargo, si conoce las condiciones en las cuales debe desenvolverse. Ventimiglia con un cuaderno y anotaciones, ya ha comenzado a desertar de sus obligaciones.

Quería un set de filmación. Uno de los puntos de instalación de una cámara de seguridad, llamó la atención. En pleno Parque Luro y comenzaron a averiguar quién vivía por ese lar. Y bingo!!! cantó el comisario de la Séptima, cuando ubicó a destacado funcionario municipal con domicilio que tendría cámara propia. Todo un desquicio en la adjudicación de un servicio que encabeza el ranking de las irregularidades de la historia municipal.

Es Schiavi después de Plaza Once. Ni el SUBE pudo terminar el funcionario nacional. El P.E.N. todo lo maneja igual. Si el subte fuera rentable y anduviera bien, “Minga” que se lo iban a tirar por la cabeza a Macri. La municipalidad funciona igual, por que éste es el modelo. A Ventimiglia le pidieron que corte unas ramas y levante un paredón en el Centro de Contención de Menores, ¡¡¡y no lo pudo hacer!!! Y eso que el Centro de Constructores se comprometió a hacer la obra sin cargo, como un aporte para darle más seguridad a la población.

Lo buscan en Plaza Mitre. Ventimiglia ya entró en la de Casildo Herreras tras el Golpe del ´76, “No sé yo me borré” dijo el dirigente gremial textil, cómodamente instalado en Montevideo. El encargado de la Protección ciudadana de Pulti, ya estuvo ausente en las reuniones con vecinos de la Plaza Mitre, mientras la policía va y pone la cabeza, ante la indignación de los residentes en el lugar, ante el avance de los casos de inseguridad.

Las cámaras un cuento chino. Ahora la excusa es que Montoto vendió Global View a una empresa japonesa, entonces no se cumplirán con los plazos estipulados para su colocación, como se había comprometido la municipalidad. ¿Pero la adjudicación, el contrato y las responsabilidades? Siga, siga …como arbitraba Lamolina. ¿Y la oposición? Bien gracias, como en el caso de Arza con los trenes. De eso no se habla, por si se enoja el “Gallego”. El Frente Para la Victoria tampoco habla de las cámaras de seguridad porque está involucrado Mario Montoto, otro militante montonero, que ahora se quiere limpiar quedándose con un paquete de NEC, la nueva contratista de la municipalidad.

Un pseudo mapa del delito. Ventimiglia dijo hace un año que si no arreglaba esto en seis meses de iba. Chorlitos los que le creyeron, ahí está vivito y coleando, tras la presentación de un pseudo mapa del delito, en la ciudad que encabeza el ranking de asesinatos y muertes violentas (muchos titulados como ajuste de cuenta). No se olviden de Ventimiglia, Artime y Ciano, todos tienen mucho que ver (más de lo que parece) en la ola de inseguridad que vive la ciudad. A los tres les sirvió para la foto con Eugenio Zaffaroni, el juez de los prostíbulos VIP de La Recoleta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*