Política

Visto, oído y comentado en el H.C. Delirante

La política rentada. En democracia es una práctica fatal. Es la malversación de la voluntad. Las tareas de fiscalización, eran hasta hace unos pocos años una honra, un reconocimiento, ser una autoridad de mesa, para maestros y profesionales, que le donaban un día al país, de una democracia recuperada. Votar era una fiesta.

Ahora se pudrió todo. Sólo el oficialismo en el Frente Para la Victoria cuenta con la totalidad de controles en las l.500 mesas. Son $ 200.- cada uno más la movilidad y vianda. Hay que multiplicar para calcular el dinero en negro, no hay boleta ni caja con registrador fiscal ni la AFIP ni ARBA, es plata viva para ser más precisos.

Es como una extra. Para empleados públicos favorecidos con puestos de trabajo en el Estado, donde cobran buenos y puntualmente sus sueldos. En la ANSES, en el PAMI, en Ferrobaires, en Aerolíneas Argentina etc. Son los militantes rentados, así como piden un periodista militante, tienen empleados militantes. Así es la cuestión ante la falta de voluntariado político, se los renta, al servicio de un oficialismo que no sólo irá por la continuidad, sino por la prolongación de la misma, con el dinero público. Una trampa perfecta financiada por la totalidad del pueblo argentino.

Muchas ventanillas que atender. No ganan para sustos los voceros K de la ciudad. Algunos en el poder municipal y otros enquistados en organizaciones intermedias, esperando la liana que los deposite en la poltrona de un cargo público. Es mucho desgaste el que sufren y no están para emociones fuertes, es más las recomendaciones médicas son evitarlas, bajar un cambio. Pero hay que justificarse. Por eso pasó disimulada la reunión para la gilada de Pulti, Hogan y Paredi. Se empatotaron para pedir que las clases se inicien en Marzo, así les fue.

En el recambio espero. El presidente del Colegio de Martilleros, Miguel Angel Donsini, solícito prestó su institución para que Ignacio Crotto haga anuncios sobre alquileres y valores de verano, hablaron en pesos cuando hay inflación en dólares. Donsini fue uno de los que aspiró a un lugar como concejal en la lista de  Acción Marplatense. No le gustó el octavo lugar y se bajó, ahora espera el agradecimiento por los servicios prestados. ¿Cobrará? Hummm

No todo el año es carnaval.  El coro oficialista, integrado por quienes obedecen y siguen la bajada de línea, que proviene del multimedios La Capital, debió salir sin demasiadas convicciones a defender el inicio de clases durante el mes de marzo. Esta instalación de la idea de la Argentina de fiesta, se agració con diez fines de semana largo creados por decreto. Carnaval, carnaval, la fiesta del Rey Momo y el papel picado, en continuado con la fiesta del bicentenario. Toda pirotecnia de una artillería que se consume sin esperanza de reposición.

El “Rulo” no se rinde. No afloja y tiene más de una ventanilla, también como Donsini es todo terreno a la hora de intuir hacia dónde va el poder y quién lo detenta. Siempre es bueno saber dónde calienta el sol. Lamacchia es el presidente de la UCIP de la ciudad que es una tienda ambulante por la costa, por las avenidas. Se topó con un personaje como Jorge Castillo el “Rey de La Salada”. El ex secretario de Hacienda de Russak, amenazó con levantarse en el programa Otro Tema, de Santo Biasatti por TN

Es un peso pesado. El gordo Castillo es pintoresco, pícaro y maneja poder de verdad desde una zona gris. Definen a La Salada como el lugar donde conviven la legalidad y la ilegalidad. Lamacchia fue por sus cinco minutos de gloria en la señal más vista del país y Castillo le pegó un baile antológico ante las cámaras para millones de televidentes de todo el país.

Pero no deja de sorprender. Lamacchia conduce su programa de televisión que pagan los Asociados de la Unión del Comercio y la Producción de Mar del Plata y algunos recuerdan que entrevistó a un ex presidente del BCRA, con quien compartió que el dólar no está competitivo, que la fiesta del gasto público no llegaba hasta setiembre, y que el plan económico estaba diseñado para llegar hasta las elecciones.

Y termina poniendo el mocho para Cheppi. Este hombre de las mil caras, utilizó una de ellas para firmar una solicitada de adhesión a la candidatura de Carlos Cheppi. No debería sorprender este zig zag político, pero es probable que su hoja de ruta no sea seguida. Los GPS son muy modernos y hay que reconstruir la historia. Lamacchia le dio una manito con su firma. ¿Lo habrá hecho con el consentimiento de todos los comerciantes e industriales de la ciudad, o habrá sido en carácter personal? No le rinde cuentas a nadie. Todo es gratis o por el mismo precio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*