Política

Visto, oído y comentado en el H.C. Delirante

Cheppi con miedo escénico. Quedó enredado de manera infeliz, en un tema que lleva meses de debate. La base de los submarinos, considerada de ubicación geopolítica estratégica por la Armada Argentina, fue el meollo de la cuestión. Lento de reflejos se declaró operado por los medios (¿diarios?), que lo dejaron desubicado como caballo arriba del techo.

Venía prolijo pero se le salió la cadena. Con derrape controlado, como para correr el ex rally Dakar, Cheppi había apostado a un perfil técnico con propuestas programáticas, sostenidas por el mayor presupuesto electoral del año marplatense. Pero el “boom inmobiliario” lo metió en una pelea de la que había estado al margen y revoleó la media, pero mal.

 

Con letra equivocada. Es una de las escarapelas de Nilda Garré y Daniel Scioli la transformación de la Base Naval. Impulsada hasta Por Néstor y Cristina, la sagacidad del “Gallego” y el ex motonauta lo desbordaron, y tuvo que salir a aclarar su imprudencia con la infeliz frase de verse “operado por los medios”.

Pero eso no fue todo. La emprendió contra el “dueño de la ciudad” y trazó otro desgraciado paralelo con el diario Clarín. Le adjudicó similar importancia a la hora de vender influencias y poder. Ahora queda claro que si Cheppi logra 100.000 votos más el 23 de octubre, cambiará la matriz del poder del multimedios La Capital en la ciudad. ¿O tal vez lo haya dicho porque 100.000 son muchos votos, y sabe que no llega? Y todo quedará como está.

Pero ya que estamos. Casi en un sincericidio que lo devoró Cheppi, salió de su libreto, con dos ruedas por la banquina, así a los tumbos trató de enderezar el rumbo, pero fue peor el remedio que la enfermedad. Si se trata de negocios inmobiliarios, en su círculo político más estrecho está José López, una master a la hora de los sueños compartidos en el aura kirchnerista, proveniente de Santa Cruz.

 

Un compañero del alma. José López el “2” de De Vido “tiene muchas cosas que explicar” dijo Graciela Ocaña, en relación al affaire de la Asociación Madres de Plaza de Mayo y Sergio Schoklender. López es apuntado directamente por el destino de más de $ 1.200.000.000.- que se evaporaron en la administración de Hebe. Parece que además de los adelantos tampoco aparecen las casas. Un bastardeo al mango, con la necesidad de los pobres.

 

Cantan divididos, pero no el rock. Hay un megabombo (superior a un kilombo) en las tiendas del duhaldismo local. Primero apartaron al periodista que anunció que Menem había ganado en 1989. Lo engañaron como cuando llevan un chancho para la feria. Lo privilegiaron al doctor Arroyo, jugando a lo seguro. Pero ahí no paró la cosa.

El negocio de la gastronomía. Famoso y ocurrente “la plata no se hace trabajando” y “hay que dejar de robar dos años”, Luis Barrionuevo habría resultado sorprendido con la mala fiscalización en Mar del Plata – Batán. Puso la torta, pero sospechosamente le faltó gente, justo en un flanco débil que aprovechó el kirchnerismo. Aunque “Luisito” no fue muy feliz, con el lanzamiento de Carlos Rivas.

Hay un corralito en el Sasso. La trabajadora de la primera hora Mercedes Morro, en el circo gastronómico, acapara todos los flashes y las luces de las cámaras, tiene esa “puta costumbre” (como dice Cacho Castaña) de censurar. Y si parece que la tijera lo cortó en los textos y en las fotos al doctor Christian Lence, un cuadro joven, capacitado y militante del P.J., que no puede renegar de la vieja política.

Un combate que viene de lejos. Pero la pelea de fondo como antes (a 15 rounds de 3 x 1) es entre Luis Barrionuevo y Héctor Lence. Ambos abrazan la causa duhaldista, pero hay viejas cuentas entre ellos, que no han podido ser saldadas, y terminó “pagando los platos rotos”, el joven profesional del Movimiento Productivo Argentino. Parece que Chiche no se dio cuenta “cómo se le pueden piantar los votos”, por mostrar a la persona equivocada. Y es todo tan “mediocre en la sociedad argentina”,  como dijo la señora Hilda González, preocupada porque Guillermo Moreno impide la importación de semillas aromáticas, y no es joda.

Un tapado por ahí. Estaban entre toda la chusma, que se da cita en las conferencias de prensa. Pero se  pudo divisar a dos figuras estelares que quedaban opacadas, el doctor Fernando Arroyo y su hijo Guillermo, quienes no pudieron dar cuenta del impetuoso Alcolea. ¿Y el “Tolo” Doumic? Parece que se fue en el colectivo de la campaña, para ahorrarse unos mangos, después del 14 de agosto. Para todos divididos es un eufemismo.

Un comentario

  1. lo de Arroyo es logico ya que es un extra-partidario que trajo Benegas.-En cuanto a FREIJO Y A RIVAS, no le hicieron ninguna cama Arroyo gamo bien y no tenia fiscales Arroyo.-Lo de Alcolea iden de ARROYO es un dirigente liberal que trabaja con Arroyo, otro extra-partidario.-En cuanto a la Cñera Morro es una muy buena dirigente gremial,que debuta en la politica en estas elecciones y no es una persona que tenga las mañas de la politíca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*